Definición ABC » Salud » Pirámide Alimentaria

+

Definición de Pirámide Alimentaria

Una buena alimentación parte de la ingesta de los diversos nutrientes en cantidades adecuadas. Estas cantidades dependen de factores como los requerimientos de cada tipo de nutrientes por parte de nuestro organismo.

Una forma de ilustrar las proporciones adecuadas de los diversos tipos de nutrientes en la alimentación diaria es la pirámide alimentaria.

Pirámide alimentaria: Una guía para alimentarnos de forma más saludable

La pirámide alimentaria es una gráfica en la cual se distribuyen los diversos tipos de alimentos en función a las cantidades de los mismos que deberíamos consumir diariamente.

Tiene la forma de una pirámide ya que los alimentos que deben formar la base de la alimentación se encuentran en la parte inferior, mientas que aquellos que debemos ingerir en menos cantidad se ubican en la parte superior.

En la pirámide alimentaria los alimentos se distribuyen agrupados de acuerdo con su composición, cada tipo de alimento constituye un grupo.

Grupos de alimentos que conforman la pirámide alimentaria

Grupo 1. La base de la pirámide está formada por los alimentos que nos dan energía, estos son los carbohidratos. Estos alimentos nos brindan azúcares que son imprescindibles para el funcionamiento del cerebro y los músculos. Debemos ingerir de 6 a 11 porciones diarias de carbohidratos distribuidos en las distintas comidas, estos incluyen productos hechos con harina como el pan, tortillas, pastas; los cereales como el arroz, avena, cebada, etc.

Grupo 2. Por encima de los carbohidratos se encuentran los vegetales, estos alimentos son ricos además en vitaminas y fibra natural, por lo que son necesarios para que se lleven a cabo los diversos procesos químicos del organismo (que conocemos como metabolismo) además de contribuir a la buena función del sistema digestivo. Los vegetales incluyen las zanahoria, brócolis, calabacines, tomates, berro, lechugas, berenjenas, entre muchos otros. Se recomienda ingerir 5 porciones diarias de vegetales.

Grupo 3. Corresponde a las frutas, estas se encuentran al mismo nivel de los vegetales. Son una fuente importante de vitaminas, minerales, agua y fibra. Debemos ingerir de 2 a 4 porciones diarias de frutas, preferiblemente frescas.

Grupo 4. Este grupo incluye las proteínas, necesarias para construir los tejidos. Las proteínas están contenidas en alimentos como la carne, los huevos, y legumbres. Estas últimas incluyen los granos. Se deben consumir de 2 a 3 porciones diarias de proteínas.

Grupo 5. Corresponde a los lácteos. Estos alimentos incluyen la leche y sus derivados como el queso, crema y yogurt. Son ricos en proteínas y en calcio, mineral necesario para los huesos y el buen funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso. Estos alimentos son también ricos en grasas, especialmente colesterol, por lo que deben preferirse las versiones descremadas de los mismos. Se recomienda consumir de 2 a 3 porciones diarias de lácteos.

Grupo 6. Constituyen el vértice de la pirámide dado que son los alimentos que si bien son necesarios, debemos ingerir en menor proporción. Este grupo lo forman las grasas como la mantequilla, margarina y los aceites. Los lípidos contenidos en estos alimentos son capaces de ser almacenados en el organismo como una forma de energía para su uso posterior. Su consumo excesivo puede ocasionar problemas como la obesidad.

Al combinar los distintos grupos de alimentos en la forma indicada se garantiza recibir una alimentación adecuada, que permita tener suficiente energía y reponer los tejidos del organismo. Si además se procura ingerir carbohidratos refinados, lácteos descremados, disminuir la cantidad de sal en la comida y aumentar la ingesta de agua tendremos una potente herramienta para prevenir la aparición de enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial, e incluso varios tipos de cáncer relacionados con la obesidad.

Fotos: Fotolia - Medejaja / Basheera

 
 
 
Temas en Pirámide Alimentaria
 

Redes Sociales