Definición ABC » Salud » Piojos (Liendres)

+

Definición de Piojos (Liendres)

Los piojos son insectos de tamaño muy reducido y que tienen la tendencia a buscar el pelo de los animales o las personas. Afectan especialmente a los niños, aunque también pueden afectar a los adultos.

El huevo del piojo se denomina liendre y de manera aproximada tarda una semana en abrirse. A partir de ahí se convierte en una ninfa, que es un piojo minúsculo que en unos diez días se convierte definitivamente en piojo. Como es lógico, las liendres y los piojos deben eliminarse del cabello, pues producen picor y molestias.

Técnica para su eliminación

Si bien hay varios procedimientos para su eliminación, la técnica más habitual consiste en separar el cabello en cuatro secciones y cada una de ellas se va revisando para comprobar si hay rastro de liendres o de piojos. Este tipo de revisión se realiza cuando hay indicios de que en el pelo se encuentran estos insectos. Hay que recordar que el picor en el cabello no siempre está relacionado con ellos, pues puede deberse a otras causas (por ejemplo, por la caspa o por nervios).

Para eliminarlos se emplean lendreras, que son unos peines con púas finas y con ellas se van arrastrando los piojos y las liendres. Así mismo, se utilizan algunos productos que sirven como repelente (el aceite del árbol de té es uno de los más habituales).

Datos relevantes

Uno de los mitos más habituales sobre los piojos es que estos animales vuelan y saltan. En realidad se trasmiten solamente por contacto directo entre una cabeza y otra. Por este motivo, los niños que juegan normalmente juntos se los transmiten los unos a los otros.

Viven unos 33 días, pero fuera de la cabeza solamente entre 24 y 48 horas, ya que necesitan el calor y la humedad del pelo para sobrevivir.

La hembra del piojo suele poner unas seis liendres al día y a lo largo de su vida puede poner hasta 150 liendres. Así, varios piojos son capaces de provocar una infestación considerable.

Los piojos suelen ir al pelo limpio y no al sucio. Estos insectos tienen una sustancia pegajosa que se adapta mejor al cabello limpio. El uso de lacas o gominas en el pelo es un elemento que actúa como repelente de los piojos.

El picor que producen estos insectos se debe a que se alimentan de la sangre que circula por el cuero cabelludo. La parte de la cabeza que normalmente habitan es en la nuca o detrás de las orejas, pues en ellas encuentran unas condiciones de humedad y calor óptimas.

Foto: Fotolia - rondabroc

 
 
 
Temas en Piojos (Liendres)
 

Redes Sociales