Definición ABC » Salud » Pie de Atleta

+

Definición de Pie de Atleta

Pie de Atleta El Pie de Atleta es una infección que se produce a nivel de los pies causada por un hongo, también es conocida como Tiña Pedis. Recibe este nombre porque es muy común en los deportistas.

En esta afección es muy contagiosa y ocurre la invasión de la capa de queratina de piel y las uñas por hongos del tipo dermatofitos, estos son adquiridos al caminar descalzo en sitios públicos en donde existan áreas húmedas contaminadas, como es el caso de las duchas y los vestidores de gimnasios e instalaciones deportivas, también puede ocurrir al usar un zapato contaminado.

Una vez adquirido este hongo ve favorecido su crecimiento por condiciones como el uso de calzado apretado, la humedad de los pies, sudoración excesiva, poca ventilación de los pies y mala higiene.

Existen factores capaces de predisponer al desarrollo del pie de atleta, como es el caso de la diabetes, los trastornos circulatorios periféricos especialmente de tipo arteriales como los que ocurren en los fumadores y los trastornos que afectan el funcionamiento del sistema inmune como es el caso de la infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Las lesiones del Pie de Atleta se caracterizan por un enrojecimiento de la piel que se acompaña por descamación y la aparición de grietas, estas lesiones tienen la particularidad de que se acompañan por gran picazón, dolor y mal olor.

La zona del pie afectada con mayor frecuencia son los espacios entre los dedos, especialmente el espacio entre el cuarto y el quinto dedo. También puede manifestarse con zonas secas descamativas en la planta del pie y bordes del talón.

En ocasiones las grietas pueden ocasionar lesiones por donde pueden entrar otros microorganismos como las bacterias de tipo estreptococo que dan origen a complicaciones como la celulitis.

El Pie de Atleta responde bien al tratamiento médico, para ello se suelen emplear cremas de antimicóticos que se deben aplicar una o dos veces al día sobre el área afectada hasta que desaparezcan las lesiones. Cuando la respuesta al tratamiento no es adecuada, o se encuentran involucradas las uñas, es preferible emplear el tratamiento por vía oral.

Esta afección puede prevenirse si se evita caminar o permanecer descalzo en vestidores y duchas públicos, es recomendable además usar un calzado apropiado no muy apretado y medias que absorban la humedad como las elaboradas con fibra de algodón, debe tratarse de mantenerse los pies secos para ello se recomienda secarlos bien después de bañarse en especial el espacio entre los dedos, cambiarse las medias si estas están húmedas y usar talcos medicados con efecto antimicótico que puede aplicarse directamente en los pies y dentro del calzado.

 
 
 
Temas en Pie de Atleta
 

Redes Sociales