Definición ABC » Salud » Perfusión

+

Definición de Perfusión

Desde el punto de vista de la fisiología, la perfusión es el mecanismo a través del cual las células del cuerpo y sus correspondientes órganos son alimentados con oxígeno y con nutrientes. Así, la perfusión es lo que permite el correcto funcionamiento celular.

En el ser humano el transporte de oxígeno y de nutrientes se realiza a través de la sangre que llega a las arterias y luego a los capilares. De esta manera, en medicina se habla de dos tipos de perfusión: la cerebral y la pulmonar. Tanto el cerebro como los pulmones son alimentados por la sangre que circula por ellos y esto es posible por la perfusión.

Perfusión cerebral

La sangre que recorre el cerebro tiene un flujo determinado, que es conocido como flujo sanguíneo cerebral o FSC. Para que esto sea posible tiene que haber una presión determinada, conocida como presión de perfusión cerebral o PPC. Esta presión está directamente relacionada con la presión arterial y con la presión intracraneal.

El cerebro humano tolera cambios en la presión sanguínea en unos límites determinados. Así, si la perfusión cerebral disminuye se produce una vasodilatación cerebral y si la perfusión cerebral aumenta se produce el efecto contrario, una vasoconstricción.

Perfusión pulmonar

Para que los pulmones funcionen correctamente tiene que haber un equilibrio entre la perfusión y la ventilación. La perfusión es el aporte de riego sanguíneo que afecta al pulmón para movilizar el oxígeno que entra en los pulmones.

La ventilación es el proceso por el cual se moviliza el aire desde la atmósfera hasta nuestros pulmones y viceversa y todo ello para generar un intercambio gaseoso. Por lo tanto, hay una relación estrecha entre la perfusión y la ventilación pulmonar.

En los últimos años se han introducido técnicas de perfusión pulmonar artificial

Este sistema permite la realización de trasplantes de pulmón. Consiste en hacer funcionar los pulmones como si ya estuvieran implantados en la persona receptora.

Para que esto sea posible se utiliza una máquina de perfusión de pulmones ex vivo y dicha máquina permite que los pulmones se mantengan vivos, una técnica que ha permitido salvar muchas vidas humanas. De manera muy especial, la perfusión ex vivo es eficaz en las personas con una obstrucción pulmonar crónica que necesitan un trasplante de pulmón.

El papel del perfusionista como profesional sanitario

El especialista sanitario que se ocupa de la perfusión es conocido como perfusionista, una especialidad que tiene una función primordial en algunas intervenciones quirúrgicas, por ejemplo en aquellas que se realizan a corazón abierto. La función de este profesional consiste en controlar y monitorear los niveles de sangre que pasan por el corazón y los pulmones.

Fotos: Fotolia - MicroOne / blueringmedia

 
 
 
Temas en Perfusión
 

Redes Sociales