Definición ABC » Salud » Patogenia

+

Definición de Patogenia

La salud puede ser estudiada desde distintos puntos de vista con el fin de potenciar el bienestar del paciente. La patogenia refleja los distintos ingredientes físicos, biológicos y químicos que pueden desencadenar una patología concreta, es decir, una enfermedad. Se estudia el proceso causal que puede seguir una enfermedad determinada desde sus primeros síntomas hasta el diagnóstico definitivo. Esto es muy importante porque para encontrar el remedio, es fundamental identificar el origen.

Una patología puede minimizar las defensas naturales del cuerpo y debilitarlo. Por tanto, refleja el proceso de infección del organismo a partir de una causa determinada. Algunas enfermedades pueden contagiarse fácilmente a través de las vías respiratorias, por ejemplo, la gripe.

Virus patógeno viral

Para comprender cuál es el proceso que sigue una infección deben tenerse en cuenta estos ingredientes fundamentales. Sin embargo, el contagio de un virus patógeno puede llevarse a cabo también a través de vías gastrointestinales, cutáneas o genitales.

Es la rama específica que estudia las causas de las enfermedades y los motivos por los que se desarrollan en el organismo. Un microorganismo patógeno es aquel que tiene la capacidad de instalarse en el organismo vivo. Es fundamental comprender la esencia de la enfermedad desde el punto de vista morfológico y funcional para poder elaborar planes de respuesta terapéutica.

El estudio del cuerpo humano ha sido fundamental para que actualmente haya habido un aumento en la esperanza de vida, logrando encontrar un remedio para muchas dolencias.

Proceso de la infección

1. El tiempo de incubación del virus. Es decir, el tiempo que pasa desde que el virus entra en contacto con el organismo y la fecha en la que comienzan a manifestarse los primeros síntomas del mismo. Dependiendo del tipo de diagnóstico puede tardar algunas horas, algunos días o incluso también semanas.

2. El tiempo de duración de la enfermedad en donde el paciente experimenta unas molestias determinadas y requiere unos cuidados específicos para recuperarse. En este proceso, el paciente puede experimentar síntomas concretos como la fiebre.

3. El periodo de recuperación en el que el paciente, a pesar de que todavía puede sentirse un poco debilitado como consecuencia de su dolencia, se encuentra recuperado para continuar con su rutina cotidiana y sus compromisos profesionales.

Identificando cuál es la cadena causal de una enfermedad es posible poner freno a la cadena de transmisión. Algo que es fundamental para el bienestar social teniendo en cuenta la gravedad y el impacto de algunos virus.

Fotos: Fotolia - Rido / Tibori

 
 
 
Temas en Patogenia
 

Redes Sociales