Definición ABC » Salud » Omega 3, 6 y 9

+

Definición de Omega 3, 6 y 9

Los ácidos grasos omega son un tipo de grasas necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

Sus bondades se pusieron al descubierto al investigar por qué algunas poblaciones tenían una baja incidencia de enfermedades cardiovasculares al mantenerse en su hábitat de origen, aumentando este riesgo al ocurrir movimientos poblacionales. Esto puso en evidencia que la dieta era un factor predominante, como ocurrió en pobladores finlandeses que se desplazaron a otros entornos en donde su dieta ya no se basaba en pescados azules, que son una de la principal fuente de este tipo de grasas beneficiosas.

Ácidos grasos omega, un tipo de grasa insaturada

Los ácidos grasos son un tipo de lípidos constituidos por una molécula en la que uno o varios carbonos presentan dobles enlaces entre sí, lo cual hace que sean capaces de reaccionar con otras moléculas y sufrir transformaciones. Esta capacidad es la razón por la que los ácidos grasos omega son grasas insaturadas, a diferencia de otros ácidos grasos en los que existen solo enlaces simples entre los carbonos y que se conocen como grasas saturadas.

Los dobles enlaces permiten además que la molécula obtenga una disposición espacial en la que su trayecto sufre cambios de dirección, lo cual explica el hecho de que cuando este tipo de grasas predominan en el organismo, disminuye el riesgo de que ocurran situaciones como el endurecimiento de las arterias.

Los ácidos grasos cumplen varias funciones en el organismo, una de las más importantes es que son incluidos como elementos que forman parte de las membranas de las células. Cuando en estas estructuras predominan los ácidos grasos del tipo omega, muestran una mayor flexibilidad, lo que facilita el transporte de sustancias y nutrientes desde y hacia el interior de la célula.

Ácidos grasos omega 3

Este tipo de ácidos grasos presenta el doble enlace en el tercer carbono a partir del extremo de la molécula, de allí su nombre. Los ácidos grasos omega 3 son el tipo de ácido graso más beneficioso para el organismo. Se encuentran principalmente en los pescados azules y en semillas como la linaza. El omega 3 debe ser obtenido con los alimentos, ya que el cuerpo humano no es capaz de producirlo, razón por la cual es considerado como un ácido graso esencial.

Ácidos grasos omega 6

Constituyen el principal tipo de ácido graso que ingerimos con la dieta. Se encuentra principalmente en el aceite de maíz, girasol y soya, también en los huevos. Este tipo de ácido graso tiene un efecto pro inflamatorio, por lo que se recomienda que se consuma en una cantidad similar a la de omega 3, con una proporción de entre 1:1 a 1:3, ya que cuando la ingesta de omega 6 es muy superior a la de omega 3 se ha visto que predominan los efectos pro inflamatorios del primero.

Ácidos grasos omega 9

Este tipo de ácido graso se encuentra principalmente en el aceite de oliva, cuenta con las mismas propiedades que los omega 3 y 6 con la diferencia que el omega 9 no es un ácido graso esencial, ya que nuestro cuerpo es capaz de producirlo. Además de sus bondades para el aparato circulatorio, se le atribuyen propiedades protectoras contra trastornos como el cáncer de mama.

Beneficios de los ácidos grasos para el organismo

Los ácidos grasos del tipo omega son indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Por tratarse de ácidos grasos insaturados, al ser usados en procesos como la formación de membranas celulares permiten crear estructuras flexibles, lo que hace que tengan un efecto protector principalmente a nivel cardiovascular y cerebrovascular.

El consumo de grasas del tipo omega 3 protege contra enfermedades como la arterioesclerosis, los infartos cardiacos y los accidentes cerebrovasculares. Se ha visto también que éste tipo de grasas disminuyen el riesgo de presentar algunos tipos de arritmias, depresión e incluso diabetes.

Esto beneficios hacen que muchos médicos cardiólogos recomienden el uso de suplementos de omega 3 a pacientes con enfermedades que aumenta el riesgo cardiovascular, como en el caso de personas fumadoras o quienes padezcan de hipertensión arterial, arterioesclerosis o diabetes.

Fotos: Fotolia - HotHibiscus / Bit24

 
 
 
Temas en Omega 3, 6 y 9
 

Redes Sociales