Definición ABC » Salud » Oligofrenia

+

Definición de Oligofrenia

OligofreniaComo la mayoría de términos relacionados con la medicina, el vocablo oligofrenia proviene del griego, concretamente de oligos, que quiere decir poco y de frenia que significa mente. Por lo tanto, la oligofrenia es sinónimo de poca inteligencia. La limitación intelectual a partir de ciertos niveles es considerada como una enfermedad, pues las personas que la padecen tienen dificultades para desarrollar sus actividades cotidianas.

El uso de la palabra

La palabra oligofrenia se encuentra actualmente en desuso, ya que en términos médicos es más habitual utilizar términos más precisos y rigurosos, como autismo, demencia, trastorno bipolar, esquizofrenia y otros.

Cuando las enfermedades mentales no estaban diagnosticadas se utilizaba la palabra oligofrenia para indicar cualquier forma de problema mental. Con el paso del tiempo, los problemas mentales se fueron diagnosticando con más rigor y el término oligofrenia fue perdiendo su sentido originario.

El diagnóstico del retraso mental

Ciertas conductas extrañas pueden ser un síntoma de algún problema mental. Por otro lado, las limitaciones intelectuales son muy variables y por este motivo los especialistas en la conducta humana utilizan pruebas de medición de la inteligencia (concretamente del coeficiente intelectual o CI) para establecer el rango de retraso mental, que puede ser leve, moderado o severo en función de los resultados que se obtengan. El diagnóstico de la oligofrenia tiene que realizarse a partir de estándares objetivos de medición y por un profesional de la medicina. Para ello hay centros de salud mental y profesionales diversos (de la psiquiatría, la psicología o la neurología).

Distintas maneras de referirse a los problemas mentales

Oligofrenia-2A lo largo de la historia las limitaciones intelectuales o cognitivas han recibido denominaciones diversas. La palabra más empleada ha sido loco. Sin embargo, se han utilizado términos como retrasado, imbécil, idiota, incapaz o anormal. Esta terminología ha evolucionado, ya que muchas de estas palabras incorporaban un connotación despectiva e insultante. En la actualidad es más común la denominación de retraso mental o discapacidad intelectual.

Afortunadamente el enfermo mental es visto socialmente no como una rareza o como alguien peligroso sino como una persona con un trastorno, es decir, como un enfermo que debe ser atendido con respeto y consideración. Hay que recordar que en el siglo XlX los médicos empleaban el vocablo idiotismo, una definición que en la actualidad nos parece inadmisible.

Fotos: iStock - Artqu / bowie15

 
 
 
Temas en Oligofrenia
 

Redes Sociales