Definición ABC » Salud » Obesidad mórbida

+

Definición de Obesidad mórbida

La obesidad mórbida es un tipo de obesidad que se destaca por presentar un índice de masa corporal superior a los 35 kg., y además se manifiesta acompañada de otra afección relacionada y por la defectuosa movilidad y desplazamiento del enfermo.

Clase de obesidad en el que el IMC supera los 35 kg., la movilidad se reduce y hay un inminente peligro de vida

La obesidad es una afección de tipo crónica muy común entre los seres humanos y en algunos animales, y que se caracteriza por el exceso de peso corporal como consecuencia de la acumulación de grasas en el cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que es correcto diagnosticar la obesidad cuando el índice de masa corporal, que es el cálculo entre altura y peso de la persona, supera o se mantiene en 30 kg.

Además de tratarse de un problema de salud severo, la obesidad mórbida implica una discapacidad física para quien la padece dado que la misma reduce sus posibilidades de movilización como una persona normal.

Y ni hablar de la reducción en la esperanza de vida que supone y de los problemas de exclusión social que desata…

Sin lugar a dudas este tipo de obesidad es la más grave porque no solamente presenta ciertos riesgos para la vida por la posibilidad de desarrollar graves enfermedades vinculadas a la misma sino porque los afectados experimentan severísimos problemas a la hora de movilizarse y de desenvolverse en la sociedad, porque claro, como sabemos, el mundo está diseñado para aquellas personas que disponen de medidas medias.

Dada su gravedad, la obesidad mórbida, también conocida como obesidad clase III u obesidad grave, se encuentra presente en buena parte de las políticas sanitarias públicas, ya que la ausencia de una adecuada prevención y tratamiento puede ocasionar la muerte del paciente.

Una persona con esta clase de obesidad tiene más chances de padecer de otros tantos problemas de salud graves como ser: hipertensión, diabetes, artritis, cáncer, siendo además muy reducida su esperanza de vida en relación a las personas no obesas.

Causas: la genética lleva la delantera

Entre las causas más salientes de su aparición se destacan: la herencia genética, el consumo en exceso de calorías, especialmente de comida rápida o chatarra, como también se la denomina, entre las que destacan las hamburguesas y las papas fritas; llevar una vida sedentaria sin la práctica de ejercicio físico; trastornos hormonales en la tiroides, entre otros.

Ahora bien, debemos destacar que malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física son causales desencadenantes de la obesidad, sin embargo, la obesidad mórbida está más bien asociada a la herencia genética de quien la padece, es decir, hay antecedentes familiares que hacen prácticamente imposible que el hijo de un obeso mórbido no padezca el mismo problema de salud que sus padres.

Aún no se ha podido descubrir cuál es el gen responsable de su transmisión, pero muchos especialistas consideran que así como hay genes que se ocupan de transmitir de generación en generación determinados caracteres físicos, habría uno que es el culpable de la deficiente metabolización de la grasa corporal y de la falta de control del apetito.

Esto queda demostrado en la aplicación de la terapéutica ya que ni el ejercicio ni una dieta saludable baja en calorías pueden corregirla.

Una de las maneras tradicionales de tratar la obesidad es a través de una dieta rica en alimentos de bajas calorías y la práctica de ejercicio físico, en especial el de tipo aeróbico, sin embargo en este caso no funciona y la única solución es la intervención quirúrgica.

Bypass gástrico, la cirugía más efectiva para tratarla

La cirugía que se practica en estos casos se conoce como bypass gástrico.

El procedimiento se efectúa por vía laparoscópica y consiste en disminuir y restringir la absorción de los alimentos reduciendo el estómago y conectando a este directamente con el duodeno.

Al saltar una gran porción del intestino delgado se disminuye la absorción calórica, y al achicar el estómago la saciedad se produce con mayor rapidez.

Este estado de cosas es el camino inicial a la pérdida de peso progresiva del paciente.

A la fecha es la práctica que mejores resultados propone a corto plazo en la reducción de peso.

Cabe destacarse que la obesidad mórbida es una enfermedad que afecta ciertamente el plano psicológico de quien la padece como consecuencia de la discriminación social y estigmatización que de afrontar el enfermo, e incluso, muchos pacientes suelen sentirse disminuidos y discriminados recurriendo al encierro y a la soledad.

 
 
 
Temas en Obesidad mórbida
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •