Salud » Neumonología

Definición de Neumonología

La neumonología es una rama de la medicina que se encarga del estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de las diversas enfermedades que afectan tanto a los pulmones como al árbol traqueobronquial. El médico que ejerce la neumonología es el médico neumonólogo.

Principales afecciones que competen a la neumonología

Trastornos del árbol traqueobronquial. La tráquea y los bronquios son conductos encargados de permitir el paso del aire entre los pulmones y las vías aéreas superiores. Estos conductos son asiento de trastornos que pueden comprometer la ventilación y por ende afectar la oxigenación de los tejidos, estos comprenden infecciones como la traqueítis, bronquitis agudas y bronquitis crónicas, fenómenos de hipersensibilidad como el asma bronquial y tumores de estas estructuras.

Trastornos pulmonares. El pulmón es un órgano doble, tiene una consistencia esponjosa ya que su interior se encuentra formado por una serie de pequeños sacos microscópicos cuyas paredes contienen un gran número de capilares que entran en contacto con el aire, permitiendo así que el dióxido de carbono pase de la sangre al alveolo y al oxigeno desde el alveolo a la sangre. Los pulmones son asiento de diversos trastornos que abarcan las infecciones como la neumonía, derrames de líquido en la pleuras que es la membrana que recubre la parte externa del pulmón, las fibrosis pulmonares, el EBPOC (enfermedad broncopulmonar obstructiva crónica), enfisema pulmonar y el cáncer de pulmón.

Estudios complementarios de la especialidad

Los pacientes con trastornos respiratorios suelen presentar síntomas como tos, expectoración, dificultad respiratoria y dolor torácico. Ante estos síntomas el médico lleva a cabo una evaluación clínica enfocada en la observación, palpación, percusión y auscultación del tórax en búsqueda de signos patológicos.

Muchas veces es necesario complementar esta evaluación con estudios que permitan visualizar mejor al árbol traqueobronquial así como evaluar su funcionamiento, estos estudios abarcan:

Radiografía de Tórax.

Por años este fue el estudio por excelencia para complementar la evaluación pulmonar, los estudios radiológicos permiten identificar lesiones como la colección de líquidos producto de infecciones, signos de atrapamiento de aire que orientan a la presencia de asma bronquial, cambios compatibles con el enfisema pulmonar e incluso lesiones nodulares propias de enfermedades como la tuberculosis y el cáncer pulmonar.

Tomografía de Tórax.

La tomografía es una herramienta diagnóstica de más reciente aparición que brinda imágenes más definidas de los tejidos blandos con lo que se logra una mejor definición de estas estructuras y de las diversas lesiones. Permite visualizar también estructuras ubicadas a nivel del mediastino, que es el compartimiento que se ubica entre ambos pulmones y que puede ser asiento de ganglios patológicos.

Espirometría.

La espirometría es un estudio que permite evaluar el funcionamiento pulmonar, cuando se encuentra alterado puede manifestarse por patrones restrictivos u obstructivos, para ello se le pide al paciente que sople una boquilla conectada a un equipo que registra en patrón de flujo de aire en una gráfica que deberá ser interpretada.

Broncoscopia.

Este estudio consiste en la introducción de una fibra óptica en la vía aérea para visualizarla mejor, permite además llevar a cabo toma de muestras para cultivos y exámenes citológicos, así como llevar procedimientos como biopsias.

Imagen: iStock - gpointstudio / Eraxion

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Neumonología
 

Redes Sociales