Definición ABC » Salud » Nefrología

+

Definición de Nefrología

La nefrología es la rama de la medicina que se encarga del estudio del riñón, desde el punto de vista de su funcionamiento, así como el diagnóstico, prevención y tratamiento de los diversos trastornos que lo aquejan.

La nefrología es ejercida por médicos nefrólogos, quienes se especializan en esta área luego de cursar una especialización en medicina interna.

Diferencia entre la nefrología y la urología

La nefrología es una especialidad médica, mientras que la urología es una especialidad quirúrgica.

La nefrología maneja las diversas afecciones del riñón con tratamientos médicos, cuando esto no es posible es la especialidad que se encarga de efectuar el procedimiento de hemodiálisis. La urología, por su parte, se encarga del tratamiento quirúrgico de afecciones que afectan tanto al riñón como al sistema urinario, principalmente los cálculos renales, malformaciones o tumores, incontinencia urinaria, así como los diversos problemas del aparato reproductor masculino, principalmente las enfermedades de la próstata y la disfunción eréctil.

Hipertensión arterial, un problema clave en nefrología

El riñón es un órgano susceptible a ser afectado por una gran variedad de condiciones, sin embargo su punto crítico es el aporte de sangre a través de los vasos sanguíneos, específicamente las arterias renales.

Cuando la presión arterial disminuye, como consecuencia de factores como la deshidratación o por una hemorragia, el riñón se afecta pudiendo desarrollar la condición conocida como insuficiencia renal aguda, que por suerte es completamente reversible. Caso contrario, cuando la presión arterial se eleva, ocurren cambios que llevan a que el riñón se dañe y se desarrolle la insuficiencia renal crónica que lleva a la falla renal.

La hipertensión arterial es el principal enemigo del riñón, por ello la nefrología hace un gran hincapié en la necesidad de mantener la presión arterial adecuadamente controlada.

Hemodiálisis y trasplante renal, el día a día de la nefrología

La falla en la función del riñón hace que la sangre no pueda ser filtrada y limpiada correctamente, con lo que se acumulan los excesos de líquidos así como sustancias de desecho y toxinas que producen daño al organismo.

Una de las principales sustancias de desecho que se acumulan es la creatinina, cuando esta se eleva y ya no puede ser controlada con dieta y tratamiento a base de medicamentos, pueden ocurrir daños al organismo como la acumulación de líquidos en el sistema circulatorio y en los pulmones, lo que causa importantes complicaciones que indican que es momento de iniciar la diálisis. En estas fases de la enfermedad ocurren alteraciones importantes en sustancias de la sangre llamadas electrolitos, en los niveles de hemoglobina que suelen bajar ocasionando anemia, así como en el metabolismo de los huesos.

La diálisis es una terapia en la que el paciente es conectado a una máquina que filtra la sangre, como una especie de riñón artificial. Es un tratamiento que amerita que el paciente acuda a una unidad especializada de 2 a 3 horas tres veces por semana, de forma permanente.

Los pacientes con insuficiencia renal crónica pueden dejar la diálisis si se someten a una cirugía de trasplante renal, sin embargo ameritan una vigilancia y control estrecho por parte del nefrólogo de forma prolongada.

Fotos: Fotolia - Lydie

 
 
 
Temas en Nefrología
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •