Salud » Necromanía

Definición de Necromanía

El término necromanía se compone de los vocablos necro, que significa muerte (como la palabra necrópolis o necrofilía) y de manía, que quiere decir trastorno o demencia, como mitomanía o piromanía. Así, la necromanía es la tendencia y la afición hacia todo lo relacionado con la muerte.

Como todas las manías, la necromanía puede darse en niveles distintos. Se podría hablar de una afición razonable hacia la muerte. De hecho, hay personas interesadas por la estética de los cementerios, las necrológicas o los epitafios. Incluso algunas corrientes literarias han expresado su interés hacia la muerte, tal y como sucedía en la literatura romántica, en la que los poetas abordaban temas asociados con la muerte o leían poemas sobre las tumbas.

Por otra parte, si la inclinación hacia la muerte se presenta en un grado más elevado, ya se podría hablar de un trastorno, de una obsesión. Es lo que ocurre cuando alguien se aficiona a rituales relacionados con la muerte, le gusta desenterrar restos humanos, contemplar cadáveres e incluso tiene una atracción sexual por los muertos, también conocida como necrofilia.

Una explicación psiquiátrica

En su versión enfermiza, la necromanía es una parafilia, es decir, quien padece este trastorno se excita con la idea de la muerte y todo lo relacionado con ella. Este tipo de obsesión tiene una estrecha relación con las desviaciones sexuales. Los psiquiatras utilizan el término mórbido para referirse a estas conductas (mórbido implica enfermedad en algún sentido). Cualquier manía patológica puede ir acompañada de una serie de síntomas: ánimo eufórico, comportamiento provocativo, negación del problema, irritabilidad y una alteración considerable de la propia estima. Estos síntomas pueden desembocar en comportamientos psicóticos, delirios y otras alteraciones mentales.

Una explicación psicoanalítica

Freud reflexionó sobre el inconsciente, la libido y las pulsiones. En su planteamiento psicoanalítico mencionó dos fuerzas energéticas: el eros y el tánatos. El eros vendría a ser el impulso hacia la vida y estaría dominado por el principio del placer, mientras que el tánatos es todo lo contrario. El tanatos es el impulso irrefrenable hacia la destrucción y, por lo tanto, hacia la muerte. De esta manera, la necromanía podría explicarse desde la perspectiva del psicoanálisis. Para Freud, la afición por la muerte sería un síntoma de una mentalidad destructiva, de un trauma infantil o de una libido destructiva.

La visión freudiana puede ser de gran utilidad para comprender la necromanía, pues no hemos de olvidar que existe en algunas personas la atracción por lo macabro, algo que queda de manifiesto en algunas tradiciones populares o en el propio arte.

Foto: iStock - TothGaborGyula

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/necromania.php
 
Temas en Necromanía
 

Redes Sociales