Definición ABC » Salud » Muerte digna

+

Definición de Muerte digna

La muerte digna es el derecho de cualquier persona, un paciente terminal especialmente, a morir dignamente sin necesidad, si así no lo quisiese, de ser sometido a prácticas que invadan su cuerpo.

Derecho de un paciente terminal de decidir morir de modo digno, sin ser sometido a más tratamientos invasivos y solamente recibir cuidados paliativos

La muerte digna es el concepto que permite designar el derecho que ostenta todo paciente que padece una enfermedad irreversible e incurable y que se halla en un estado de salud terminal, de decidir y manifestar su deseo de rechazar procedimientos, ya sean: quirúrgicos invasivos, de hidratación, de alimentación y hasta de reanimación por vía artificial, por resultar los mismos extraordinarios y desproporcionados en relación a la perspectiva de mejora y por generarle al paciente aún más dolor y padecimiento.

Entonces, la muerte digna, también conocida como ortotanasia, le da un encuadre legal a la decisión de pacientes o de familiares de ponerle punto final a la vida cuando el estado de salud se presenta como incurable, y el vía libre a los médicos para que procedan en función de esta decisión.

El de paciente o enfermo terminal es un término que se usa en la medicina para indicar a aquel individuo que padece una enfermedad que no puede ser curada y se espera como desenlace inevitable la muerte a corto plazo.

Generalmente se lo usa en el caso de pacientes que padecen enfermedades como cáncer, o afecciones pulmonares y cardíacas bastante avanzadas.

La fase terminal comienza en el momento en el cual es indicado dejar de lado los tratamientos curativos y poner en práctica aquellos conocidos como paliativos, es decir, aquellos que se usan para evitar que el paciente terminal sufra dolores fuertes y que pueda llegar a su desenlace de la manera más tranquila y digna posible.

Estos tratamientos paliativos apuntan a los dolores físicos y también a los síntomas psíquicos que suelen generar las enfermedades terminales.

Cuando la esperanza de vida de un paciente no supera los seis meses se lo encuadra dentro de los pacientes terminales.

Uno de los momentos más difíciles para los profesionales de la salud es comunicarle a su paciente y a sus familiares la situación terminal de su afección, y que tras la comunicación suele atravesar estadios que van desde la negación, el enojo, la depresión y finalmente la aceptación.

Diferencia con la eutanasia

Cabe destacar, que la muerte digna se diferencia de la eutanasia en que de ninguna manera propone de modo deliberado el adelantamiento del deceso del paciente en cuestión como sí sucede con la eutanasia.

En la eutanasia, ya sea la familia, un profesional de salud, entre otros, adelanta la muerte del enfermo terminal con o sin su consentimiento previo porque este ya no soporta más los sufrimientos que la afección le producen y para ponerle punto final a la prolongación artificial de su vida.

La misma puede ejecutarse a través de la inyección directa de fármacos que inducen la muerte por la sobredosis que se inyecta, o bien suspendiendo de manera abrupta los tratamientos o el suministro de alimentos.

Existen varias naciones que cuentan con una legislación especial para este tipo de situaciones enmarcados dentro de la muerte digna, con el objetivo de regularlas y de darle un marco legal para evitar reclamos o problemáticas judiciales futuras, tal es el caso de la República Argentina que hace algunos años ha aprobado por ley el rechazo a cualquier tratamiento que prolongue la vida artificialmente.

En el caso argentino, tanto el paciente como sus familiares serán quienes podrán prestar el consentimiento llegada la situación.

Para la eutanasia no existe un marco legal y por caso es que si se comprueba la muerte por esta modalidad pude ser caratulada como homicidio, o ayuda o instigación al suicidio.

Entre los argumentos a favor de la muerte digna se destacan: evitar el ensañamiento terapéutico, humanizar la medicina, respetar la autonomía del paciente cuando se trata de su calidad de vida y evitar la judicialización de este tipo de casos.

 
 
 
Temas en Muerte digna
 

Redes Sociales