Definición ABC » Salud » Misofonía

+

Definición de Misofonía

La misofonía es una enfermedad que altera la calidad de vida de los afectados cuando sonidos sencillos del día a día se convierten en foco de ansiedad. Sonidos tan simples como escuchar el agua de la lluvia, el sonido de la respiración de un ser querido o los ruidos que realiza al masticar la comida. El efecto que produce este tipo de sonidos en el afectado por misofonía es la molestia y la irritabilidad. De hecho, conviene puntualizar que el nivel de ira aumenta cuanto más cercana es para el afectado la persona que realiza esos ruidos molestos.

Molestia irracional ante ruidos cotidianos

Por tanto, conviene puntualizar que no existe una relación lógica de causa y efecto entre el sonido que genera el malestar en el afectado y la reacción que tiene. No son ruidos que producen una contaminación acústica molesta como, por ejemplo, el sonido de las obras en la calle o el ruido del tráfico. Sino que se trata de ruidos sencillos y cotidianos, que para la mayoría de las personas no son molestos y sin embargo, el afectado por misofonía responde de un modo irracional con un malestar que no puede controlar.

De hecho, conviene puntualizar que todavía queda un largo camino de investigación para descubrir las causas de este trastorno que altera de forma notable la calidad de vida y el ánimo del afectado. Conviene puntualizar que los síntomas suelen empezar a manifestarse al final de la infancia.

En un primer momento, puede ser un sonido específico el que causa el malestar. Sin embargo, posteriormente, se suman nuevos sonidos a esta lista. Conviene puntualizar que las consecuencias de este trastorno pueden ser muy graves ya que existen pacientes que llegan a perder incluso relaciones personales por este problema. Esto se debe a que, en ocasiones, el afectado tiende a evitar esas situaciones que le producen incomodidad. Sin embargo, la huida no hace nada más que agravar el problema.

Otras personas utilizan la estrategia de difuminar los sonidos que les resultan molestos con otro tipo de ruidos, por ejemplo, la música.

Emociones desagradables ante los ruidos

Este concepto fue acuñado por Pawel y Margaret Jastreboff en 2001 y hace referencia al pánico al sonido. El afectado muestra un bajo nivel de tolerancia hacia sonidos normales. Por ejemplo, el ruido de los zapatos al caminar, el ronquido... La persona experimenta las siguientes emociones: rencor, malestar, ira, desagrado, ansiedad, frustración... Emociones que perturban su ánimo.

Fotos: iStock - coloroftime / PeopleImages

 
 
 
Temas en Misofonía
 

Redes Sociales