Definición ABC » Salud » Mielina

+

Mielina - Definición, Concepto y Qué es

La mielina es una estructura que recubre a los nervios actuando como una capa aislante, que permite además que se lleve a cabo la transmisión del impulso nervioso.

Estructura de la mielina

Las prolongaciones de las neuronas a lo largo de su trayecto se encuentran revestidas por mielina, esta estructura se origina por las prolongaciones de la membrana de unas células conocidas como células de Schwann en el sistema nervioso periférico y oligodendrocitos en el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo, tallo cerebral y médula espinal).

Las células de Schwann acompañan los axones de las neuronas en todo su trayecto, cada una de estas células recubre a un solo axón, distribuyéndose de forma arrollada sobre su superficie. Un mismo axón se encuentra revestido por varias células de Schwann, lo que hace que la vaina de mielina no sea continua sino que más bien presente separaciones que constituyen un espacio conocido como nodo de Ranvier.

La vaina de mielina es de color blanco, por tal razón las zonas del cerebro compuestas por prolongaciones del sistema nervioso se conocen como sustancia blanca.

La mielina es necesaria para que ocurran los impulsos nerviosos

Los impulsos nerviosos originados en las neuronas deben conducirse de un lugar a otro del sistema nervioso para que puedan liberarse los neutransmisores y tener lugar una determinada acción.

Una vez que una neurona se activa, se genera un fenómeno conocido como potencial de acción, debido a la apertura de canales de sodio en la membrana axonal que hace que se invierta la polaridad de la célula pasando de negativa a positiva, esto origina un impulso eléctrico que se transmite a lo largo del axón saltando de un nodo de Ranvier al otro hasta que llega al extremo del axón permitiendo que se liberen los neurotransmisores. Por esta razón se dice que el sistema nervioso tiene la capacidad de convertir estímulos eléctricos en estímulos químicos.

La afectación de la mielina es la causa de varios trastornos degenerativos del sistema nervioso

La vaina de mielina es fundamental para que ocurra la transmisión de los impulsos nerviosos y pueda llevarse a cabo el normal funcionamiento de este sistema.

La falla de este recubrimiento da origen a los trastornos conocidos como enfermedades desmielinizantes, como es el caso de la esclerosis múltiple, en la que el sistema inmune fabrica anticuerpos contra la mielina lo cual se traduce en síntomas muy diversos que incluyen parálisis, espasticidad, perdida de la visión, mareos, entre muchos otros.

Las enfermedades desmielinizantes pueden ocurrir como consecuencia de la infección por microorganismos como el virus del sarampión, el virus del herpes o incluso el virus de la hepatitis.

Fotos: iStock - selvanegra

 
 
 
Temas en Mielina
 

Redes Sociales