Definición ABC » Salud » Microbiótica

+

Definición de Microbiótica

La flora bacteriana, también conocida como microflora o microbiótica, es un ecosistema complejo que está formado por más de 400 especies distintas de bacterias que interactúan logrando un equilibrio entre ellas y su huésped. Se estima que el número total de las bacterias que lo constituyen es hasta 10 veces superior al número de células del organismo.

Los microrganismos constituyentes de este ecosistema comienzan a colonizar la piel, así como los tractos digestivo, urinario y respiratorio desde el mismo momento del nacimiento, pasando a constituirse en un importante elemento que conforma el sistema inmune.

La microbiótica intestinal cumple importantes funciones para el organismo

La flora intestinal cumple diversas funciones en el tubo digestivo, que van más allá de la simple protección contra microorganismos capaces de producir enfermedades propia de su efecto de barrera. En la actualidad, es considerada como un órgano con funciones endocrinas sobre el metabolismo, que ayudan a que se lleven a cabo diversos procesos necesarios para la asimilación de una gran cantidad de nutrientes.

Función de Barrera.

La función de Barrera frente a los microorganismos capaces de producir enfermedades es llevada a cabo gracias a la actividad fermentadora de la flora bacteriana. Este proceso hace que el tubo intestinal tenga un pH ácido, lo cual afecta la colonización y el crecimiento por los microorganismos. La creación de un medio ácido favorece además la capacidad de las células del colon de ser resistentes a los efectos tóxicos de diversas sustancias, lo cual estabiliza la función de barrera que también lleva a cabo el intestino.

Funciones metabólicas.

Uno de los puntos clave y de mayor impacto de la flora bacteriana es su capacidad de afectar el metabolismo de las grasas, lo cual se relaciona con los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo desarrollar enfermedades cardiovasculares relacionadas con este factor. La flora bacteriana tiene un importante papel en la reducción de los niveles de colesterol en sangre, ya que son capaces de llevar a cabo la estimulación de la eliminación de diversas sustancias relacionadas con la síntesis de colesterol por parte del hígado.

Por otra parte, también se ha puesto en evidencia que algunos microorganismos de la flora bacteriana son capaces de producir niveles elevados de fosfatidilcolina a partir de la colina presente en alimentos como los huevos y la carnes, esta sustancia al llegar a la sangre tiene una efecto favorecedor de la síntesis de colesterol, siendo capaz además de incrementar la velocidad a la que el colesterol se pega las arterias para dar origen así a la ateroesclerosis.

Cómo mejorar la composición de la microbiota intestinal

Una vez puesto en evidencia los efectos beneficiosos de la microflora o microbiótica intestinal, se ha buscado la forma de optimizar su funcionamiento, como mecanismo para corregir algunos trastornos de la nutrición, así como también de lograr efectos beneficiosos para el organismo como los relacionados con la disminución en los niveles de colesterol.

En este sentido se han desarrollado diversas estrategias que han llevado a que surjan alimentos conocidos como prebióticos, que no son más que suplementos que se consumen junto con los alimentos que tras su ingestión son capaces de tener un efecto beneficioso sobre las bacterias, así como los probióticos conformados principalmente bacterias originarias o que forman parte de la flora bacteriana, en especial de los dos tipos más beneficiosos que son los lactobacilos y los bifidobacterium.

Estos dos microorganismos son administrados principalmente formando parte de alimentos derivados lácteos como el yogurt. Uno de sus principales usos en el tratamiento de las diarreas, así como de condiciones como la intolerancia a la lactosa.

Fotos: Fotolia - salvagorgali / Sushi

 
 
 
Temas en Microbiótica
 

Redes Sociales