Definición ABC » Salud » Miastenia Gravis

+

Definición de Miastenia Gravis

Miastenia gravis 2 La Miastenia Gravis es una enfermedad que afecta a los músculos ocasionando fatiga, se presenta con mayor frecuencia en mujeres entre los 20 y los 40 años, así como en hombres por encima de los 60 años de edad, se estima que ocurre en 1 de cada 100.000 personas.

Su principal manifestación es un estado de debilidad o astenia que afecta a todo el cuerpo siendo más notorio a nivel de los ojos, en donde la fatiga de los parpados hace que estos tiendan a cerrarse siendo muy difícil mantenerlos abiertos, esto es más evidente con el transcurso del día así como al practicar algún tipo de actividad física.

Esta enfermedad es debida a la producción de anticuerpos dirigidos contra los receptores de acetilcolina localizados en el musculo, lo cual bloquea el estímulo de este neurotransmisor sobre la actividad muscular dando así origen a la fatiga, esto hace que sea considerada como una enfermedad autoinmune.

Manifestaciones de la miastenia

Los síntomas que acompañan a esta enfermedad dependerán de los músculos afectados, lo que puede ir desde la fatiga exclusiva de los párpados hasta la fatiga generalizada que compromete la respiración.

La fatiga de los músculos de la esfera visual es la manifestación más frecuente, presentándose como una caída de uno o ambos parpados sin causa aparente, esto se acompaña por dificultad para la visión y la visión doble. Cuando se involucran los músculos del cuello puede ocurrir dificultad para tragar y hablar así como la imposibilidad de mantener la cabeza erguida. La afectación de los músculos del tronco y los miembros afecta la movilidad y el equilibrio, igualmente pueden relacionarse con la aparición de problemas respiratorios.

¿Cómo se diagnostica?

Miastenia GravisEsta enfermedad por lo general se diagnostica tras un largo tiempo de padecerla, ya que los síntomas que la acompañan por lo general se asocian con muchas otras causas antes de pensar que puedan ser debidos a una Miastenia.

Ante su sospecha resulta de utilidad practicar pruebas que permitan evaluar la función neuromuscular, como ocurre con la electromiografía, en donde se lleva a cabo un registro de la actividad eléctrica muscular tras un estímulo controlado.

También es de utilidad practicar estudios como la tomografía de tórax en búsqueda de lesiones del Timo, ya que estas se encuentran directamente relacionadas con el desarrollo de Miastenia Gravis.

La confirmación de este diagnóstico se efectúa al evidenciar en sangre la presencia de anticuerpos dirigidos contra los receptores de acetilcolina del músculo, que están presentes en un 75 a 85% de los pacientes con Miastenia Gravis.

Su tratamiento puede ser con cirugía

En los pacientes que presenta residuos de Timo o tumores de esta glándula es necesario llevar a cabo una cirugía para remover todo este tejido, en ocasiones este procedimiento puede llevar a la curación de la enfermedad.

Cuando esto no sucede, el tratamiento se basa en el uso de medicamentos que aumenten los niveles de acetilcolina en el músculo con la finalidad de mejorar la transmisión neuromuscular, lo cual mejorara la actividad muscular disminuyendo la fatiga.

 
 
 
Temas en Miastenia Gravis
 

Redes Sociales