Definición ABC » Salud » Menstruación

+

Definición de Menstruación

Menstruación La Menstruación es un sangrado que se presenta de forma periódica en la mujer desde el momento de su desarrollo, que ocurre entre los 8 a los 12 años, hasta la finalización de la actividad hormonal femenina que ocurre durante la menopausia que se presenta entre los 50 a 52 años de edad.

En el sexo femenino las principales hormonas sexuales son los estrógenos y la progesterona, cada mes los niveles de estas hormonas varían siguiendo un patrón cíclico que origina una serie de cambios en el ovario que estimulan la maduración y la liberación de un óvulo que deberá ser fertilizado por un espermatozoide para que ocurra así la fecundación que llevara a la concepción de un nuevo ser que finalmente cumplirá la misión biológica de mantener la especie.

Paralelamente a los cambios que ocurren a nivel de los ovarios se dan otros a nivel del útero con la finalidad de brindar las condiciones para que el ovulo fecundado se implante y pueda iniciarse y mantenerse el embarazo. Cuando la fecundación no se lleva a cabo, se produce la descamación de la capa interna del útero conocida como endometrio, lo cual origina el sangrado que forma el flujo menstrual produciéndose entonces la menstruación.

Este sangrado por lo general tiene una duración de tres a cinco días y suele ocurrir cada 28 a 31 días, una vez que se inicia este ciclo se mantiene de forma regular hasta la menopausia, viéndose interrumpido durante el embarazo.

Los cambios hormonales propios del ciclo menstrual producen una variedad de síntomas que pueden acompañar la menstruación como son dolor abdominal, aumento de volumen y dolor en las mamas, retención de líquidos, hinchazón en manos y pies, dolor de cabeza, malestar y cambios en el humor. En ocasiones es posible que todos o algunos de estos síntomas aparezcan días antes del flujo menstrual constituyendo el trastorno conocido como síndrome premenstrual.

Con frecuencia pueden ocurrir diversos trastornos de la menstruación que son debidos a múltiples causas, principalmente trastornos de tipo hormonal, estos se pueden manifestar como disminución o aumento del número de días entre cada periodo menstrual, volumen de sangre aumentado o disminuido, e incluso la ausencia del flujo menstrual. Las enfermedades que se acompañan por un aumento en la cantidad de sangre que se pierde con cada menstruación, como es el caso de los fibromas uterinos, son capaces de ocasionar problemas asociados como la anemia.

 
 
 
Temas en Menstruación
 

Redes Sociales