Definición ABC » Salud » Meniscos

+

Definición de Meniscos

Meniscos Los Meniscos son dos estructuras con forma de semiluna formadas por cartílago que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla, según su ubicación se denominaran menisco medial o menisco lateral.

Actúan como una estructura amortiguadora del roce entre el fémur y la tibia durante los distintos movimientos de la rodilla, también tienen la propiedad de absorber el impacto durante actividades como caminar, trotar, correr o saltar ya que son capaces de resistir a las fuerzas de compresión.

Por qué se lesionan los meniscos

Los meniscos pueden lesionarse principalmente por dos causas, los traumatismos y el desgaste.

Las lesiones traumáticas de los meniscos ocurren principalmente por el impacto, que ocurre cada vez que apoyamos los pies en el suelo y se incrementa notablemente con la práctica de actividad física, especialmente en el caso de deportes que involucren salto o carrera, así como al bajar pendientes o escaleras.

Un mecanismo bastante frecuente de lesión de los meniscos es cuando se lleva a cabo la rotación del tronco manteniendo los pies apoyados en el suelo, como por ejemplo cuando se toma un objeto de un lugar y se rota el cuerpo para colocarlo en un sitio cercano. Estos movimientos también son capaces de lesionar otras estructuras de la rodilla como es el caso de los ligamentos cruzados.

Las lesiones de los meniscos pueden bloquear tu rodilla

Meniscos 2 La principal manifestación de una lesión de meniscos es el dolor a nivel de la rodilla con los movimientos, que puede acompañarse de traquido y aumento de volumen e inflamación.

Con el paso del tiempo a estas molestias se le puede asociar un síntoma característico, como lo es el hecho de que la rodilla se bloquea durante el movimiento siendo necesario movilizarla manualmente para “destrancarla”.
Ante estos síntomas se suele hacer un examen clínico en búsqueda de signos de lesión de los meniscos, que puede ser confirmado mediante un estudio de resonancia magnética.

No todas las lesiones de los meniscos ameritan cirugía

Las lesiones de los meniscos por lo general se tratan con medidas conservadoras como medicación para el dolor y la inflamación, rehabilitación, reposo relativo evitando todo tipo de impacto y bajar de peso cuando sea necesario.

En el caso de que el dolor persista a pesar de la adopción de estas medidas, o se presente el bloqueo de rodilla con frecuencia, puede plantearse el tratamiento quirúrgico que por lo general consiste en quitar la parte del menisco que se encuentra lesionado tratando de conservar la mayor cantidad posible de menisco sano. Este procedimiento suele llevarse a cabo por vía artroscópica, por lo que es poco invasivo lográndose una recuperación del paciente en un corto periodo de tiempo.

 
 
 
Temas en Meniscos
 

Redes Sociales