Definición ABC » Salud » Membrana Celular

+

Definición de Membrana Celular

Membrana celular La membrana celular o membrana plasmática es una estructura que contiene los diferentes elementos que conforman la célula, que es la unidad funcional de todo ser viviente tanto animal como vegetal. Esta membrana es bien conocida por su función delimitadora, sin embargo es una estructura compleja capaz de llevar a cabo múltiples funciones de gran importancia para la vida.

Los principales constituyentes de la membrana celular son los lípidos o moléculas de grasa, específicamente los fosfolípidos que se disponen formando dos capas, en la formación de la membrana también participa el colesterol. Estas moléculas se mantienen adheridas entre sí, sin embargo tienen capacidad de movimiento lo cual le brinda fluidez y flexibilidad a la membrana.

Esta estructura permite dar forma y contener las diversas organelas de la célula, sin embargo es capaz de permitir el paso de sustancias hacia el interior y hacia el exterior para lo cual dispone de proteínas entre las moléculas de lípidos que se organizan formando canales. Estos canales son de varios tipos y son específicos para un tipo particular de sustancias, tres de los canales más importantes son el canal de sodio, el canal de potasio y el canal de calcio.

Estos canales se activan cuando se estimula un receptor de superficie, estos son otro tipo de proteína que contiene fragmentos de carbohidratos por lo que se denominan glicoproteínas, que se localizan en el exterior de la célula y que al unirse a una sustancia particular producen cambios de configuración del canal permitiendo que se abra o que se bloquee. Los receptores varían según el tipo de célula y se activan por sustancias como las hormonas y los neurotransmisores.

Además de los canales iónicos los receptores pueden activar reacciones químicas que dan origen a la producción de sustancias en el interior celular que conllevan a la producción de lo que se conoce como un “segundo mensajero” que es capaz de activar un determinado proceso, un ejemplo de esto ocurre en el sistema digestivo, allí existen receptores que se activan por la unión de un neurotransmisor como la Acetilcolina, esta unión activa la membrana dando origen a la producción de un segundo mensajero que es capaz de movilizar los depósitos de calcio del interior de la célula lo cual produce finalmente una contracción muscular.

Cuando las partículas que van a entrar o salir de la célula son de gran tamaño la membrana proporciona un segundo mecanismo diferente al canal, ella es capaz de envolver la partícula e introducirla en una burbuja para llevarla hacia el interior (endocitosis) o al exterior (exocitosis).

La regulación de los movimientos de sustancias e iones permite controlar la concentración de sustancias y la carga eléctrica en el interior de la célula, lo cual es imprescindible para su buen funcionamiento.

Además de los receptores también existen en la superficie de la membrana celular fragmentos de proteínas que son propios de cada ser viviente, estos son reconocidos por el sistema inmunológico y les permite saber si la célula es propia o si es un agente invasor como un microorganismo o una célula tumoral, cuando estas proteínas no se encuentran presentes el sistema inmune inicia una cadena de reacciones que permitirán ver a esa célula como un “enemigo” lo cual llevara a que sea eliminada, esto es parte de lo que se conoce como el Complejo Mayor de Histocompatibilidad y es lo que se estudia cuando se busca compatibilidad entre donantes y receptores de órganos al momento de hacer un transplante.

 
 
 
Temas en Membrana Celular
 

Redes Sociales