Definición ABC » Salud » Médula Ósea

+

Definición de Médula Ósea

La médula ósea es un tejido que se ubica dentro de los huesos largos o de gran tamaño, principalmente el fémur, sacro, esternón y costillas. Constituye aproximadamente el 4% del peso corporal. Cumple una importante función, como lo es la producción de las distintas células que forman parte de la sangre.

Funciones de la médula ósea

La médula ósea es un tejido esponjoso de color rojo, contiene un grupo de células conocidas como células madre sanguíneas. Estas células tienen la capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de célula de la sangre, lo cual ocurre por estímulo de diversas sustancias, incluyendo hormonas.

Las células sanguíneas que se producen en la médula ósea son:

Glóbulos rojos. También se conocen como eritrocitos. Son las células encargadas de trasportar el oxígeno en la sangre.

Glóbulos blancos. Conocidos como leucocitos, son células que forman parte del sistema de defensas. Son de varios tipos y se encargan de atacar microorganismos, producir anticuerpos y liberar sustancias químicas que permiten señalizar los procesos de defensa que ocurren en el cuerpo.

Plaquetas. También llamadas trombocitos, son células encargadas de formar los coágulos que permite detener las hemorragias, así como dar inicio a los procesos de reparación de los tejidos dañados.

Enfermedades que afectan a la médula ósea

La médula ósea puede ser afectada por tumores, como la leucemia y el mieloma múltiple, también puede ser invadida por los linfomas, que son tumores originados en los ganglios linfáticos, así como por las metástasis de tumores originados en otras partes del cuerpo, principalmente el cáncer de mama, próstata y pulmón.

Otros factores que pueden afectar el funcionamiento de la médula ósea son los tóxicos como los insecticidas y algunos tipos de infecciones. Estos procesos son capaces de alterar la producción de las células de la sangre, originando trastornos como infecciones, anemia y hemorragias.

Donación de médula ósea

La médula ósea es un tejido que puede ser donado. Se trata de un procedimiento ambulatorio sencillo para el donante, ya que consiste en una punción que se efectúa en el hueso sacro en la parte baja de la espalda o a nivel del esternón, ubicado en la parte anterior del tórax.

Más recientemente se han perfeccionado técnicas que permiten obtener células madre desde la sangre del donante. Para ello se realiza una punción de una vena periférica, similar a una venoclisis, en la que se emplea un catéter un poco más grueso que el empleado para extracción de muestras de laboratorio de rutina.

El trasplante de médula ósea es parte del tratamiento de enfermedades de la sangre como las leucemias y los linfomas, así como algunos tipos de anemias. Al igual que ocurre en los demás tipos de trasplante, es necesario que exista compatibilidad entre el donante y el receptor del tejido.

Fotos: Fotolia. DigitalGenetics / Kirsty Pargeter

 
 
 
Temas en Médula Ósea
 

Redes Sociales