Definición ABC » Salud » Médula Espinal

+

Definición de Médula Espinal

Medula espinal La Médula Espinal es una estructura importante del sistema nervioso que se localiza dentro de la columna vertebral, junto al Encéfalo constituye el Sistema Nervioso Central.

La Médula Espinal tiene forma a circular y se ubica dentro del conducto raquídeo, que es un canal que se encuentra dentro de las vértebras y tiene como función brindarle protección, como ocurre en el caso del cerebro y el cráneo, al igual que éste la Médula Espinal se encuentra revestida por las membranas conocidas como Meninges que forman capas entre las que circula el Líquido Cefalorraquídeo. En su parte central está constituida por una parte oscura en forma de X, que se conoce como sustancia gris y está formada por los cuerpos de las neuronas, alrededor de ésta se ubica una capa de sustancia blanca que está formada por las prolongaciones de las neuronas que se conocen como axones.

Al igual que la columna vertebral la Médula Espinal se divide en regiones o segmentos que de arriba abajo son el segmento cervical, segmento dorsal y segmento lumbar. Su extremo inferior se denomina cono terminal y se ubica por lo general a la altura de la primera vértebra lumbar, el resto del espacio correspondiente al canal raquídeo lumbar da cabida a los nervios raquídeos que recorren un trayecto antes de alcanzar el agujero por donde salen de la columna, esta parte final se denomina Cauda Equina o Cola de Caballo.

Medula espinal 2 A lo largo de su recorrido la medula da origen a pares de nervios llamados Nervios Raquídeos, que emergen del canal vertebral a través de unos agujeros que se encuentran entre las vértebras conocidos como agujeros de conjunción. Cuando existen problemas con los discos intervertebrales como es el caso de la hernia discal, parte del material del disco sale de su normal ubicación y es capaz de obstruir estos agujeros comprimiendo el nervio raquídeo que emerge a ese nivel lo que se traduce en dolor intenso que se acompaña por trastornos de la sensibilidad como calambres, adormecimiento, ardor y entumecimiento.

En la Médula Espinal se llevan a cabo importantes funciones nerviosas entre las que destaca el acto reflejo, en éste un estimulo activa un receptor de la piel que genera un impulso nervioso que viaja a la médula espinal en donde puede generar una respuesta, en el caso de un trauma o una quemadura se percibe la sensación dolorosa y de forma inmediata e inconsciente se lleva a cabo un movimiento para retirar el segmento del cuerpo que ha sufrido la lesión para evitar un daño mayor.

En la médula se produce también un trasbordo de la información a las neuronas que lo trasmitirán a los centros superiores localizados en el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral mediante vías ascendentes, en ella se encuentran además las vías descendentes que provienen desde estas estructuras y traen información que debe llegar al sistema nervioso periférico para ser traducida en acciones como la macha, el tono muscular, el movimiento voluntario e involuntario, la coordinación, el equilibrio y la sensibilidad.

A pesar de los mecanismos de protección con que cuenta, esta estructura puede ser lesionada en accidentes o posterior a traumatismos que afecten su revestimiento óseo al ocurrir desplazamientos o fracturas de las vértebras. La lesión de la medula afecta este flujo de información y origina síntomas irreversibles que dependerán de la altura a la que ocurra la lesión. Las lesiones bajas o en las ultimas vertebras torácicas o primeras lumbares pueden producir parálisis de los esfínteres vesical y anal así como parálisis de las piernas o paraplejia, las lesiones torácicas más altas involucraran también a los músculos del tronco, las lesiones cervicales pueden producir parálisis de los cuatro miembros conocida como cuadriplejia, las lesiones cervicales altas son capaces de afectar la función de los músculos de la respiración por lo que ocasionan la muerte de forma inmediata por asfixia.

La medula espinal puede ser el asiento de enfermedades infecciosas, abscesos, tumores y enfermedades degenerativas, en los ancianos enfermedades como la Osteoporosis hacen que las vertebras colapsen y se fracturen lo cual puede lesionar tanto a los nervios raquídeos como a la medula espinal. En personas con enfermedades que se acompañan por dolor, como las enfermedades reumáticas o traumatismos como esguines o fracturas, se ha visto que la médula sufre una serie de cambios que da origen a un fenómeno conocido como Sensibilización, el cual hace que la señal dolorosa se magnifique y se perpetúe en el tiempo lo cual es uno de los mecanismos que explica el Dolor Crónico.

 
 
 
Temas en Médula Espinal
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •