Definición ABC » Salud » Medios Físicos

+

Definición de Medios Físicos

Una de las principales herramientas terapéuticas empleadas en fisioterapia son los llamados medios físicos o agentes físicos terapéuticos.

Estas técnicas se basan en el uso de la energía producida por el calor, frío, vibraciones agua o luz para rehabilitar lesiones. Esta práctica data desde la antigua Grecia, en donde Hipócrates estableció la relación entre la enfermedad y el medio en el que se encontraba el individuo, pudiendo evidenciar cómo el uso de algunos elementos del ambiente físico como el clima, el sol y el agua podían incidir de forma positiva en el alivio de varios trastornos de la salud.

Principales medios físicos

Calor. El uso del calor es de gran ayuda cuando se busca relajar un músculo que se encuentra contracturado, así como una estructura en la que se desarrolla un proceso inflamatorio de larga data. El calor puede ser aplicado bien sea húmedo, empleando compresas calientes, o seco, como es el caso del calor obtenido con una lámpara de infrarrojos. El calor húmedo tiene la propiedad de penetrar más profundamente en los tejidos, el calor seco por su parte se usa cuando se rehabilitan estructuras que fueron sometidas a una cirugía y aún no se ha cerrado completamente la herida, ya que en estos casos humedecerla podría favorecer el crecimiento de bacterias con lo que puede ocurrir una infección.

Frío. El frío es un gran aliado a la hora de tratar diversos tipos de lesiones, en especial el dolor y la inflamación debidos a traumatismos o lesiones recientes. El frío también suele emplearse al final de una sesión de rehabilitación en la que se han llevado a cabo movilizaciones o ejercicios. En algunas formas de artritis, como la artrosis, suele recomendarse aplicar frío luego de usar la articulación lo que ayuda a aliviar el dolor.

Electricidad. La electricidad se ha empleado por muchos años para aliviar el dolor muscular, la electroterapia permite relajar los músculos y bloquear la transmisión de señales dolorosas por un mecanismo de despolarización de las células nerviosas, es algo así como “resetear” los nervios que llevan la señal de dolor al cerebro.

Ultrasonido. El ultrasonido es una forma de calor profundo que se administra mediante un equipo especial. Este calor se origina por vibraciones que se propagan en los tejidos en forma de ondas cuando estos entran en contacto con el cabezal del equipo. El ultrasonido se emplea para disminuir la inflamación, aliviar el dolor e incluso para estimular la regeneración de los tejidos lesionados.

Rayos Láser. Uno de los últimos medios físicos en incorporarse al arsenal terapéutico fueron los rayos laser, este tipo de luz es un tipo de radiación electromagnética con una sola dirección, una única longitud de onda que además tiene muy poca divergencia por lo que el haz no se abre ni se dispersa como lo hace la luz normal. Estas propiedades hacen que se pueda emitir un rayo a una zona bien definida aportando de forma rápida una gran cantidad de energía sin afectar los tejidos o estructuras adyacentes, además de ello el láser tiene la ventaja que puede usarse sobre tejidos lesionados sin la desventaja de los instrumentos quirúrgicos que para poder ser usados deben esterilizarse previamente.

Fotos: Fotolia - Jacob Lund / Microgen

 
 
 
Temas en Medios Físicos
 

Redes Sociales