Definición ABC » Salud » Malnutrición

+

Definición de Malnutrición

Alimentación inadecuada para la salud de un ser vivo como consecuencia de la falta de equilibrio o variedad que presenta

MalnutriciónCon el término de malnutrición se refiere a aquella alimentación totalmente inadecuada para la salud de un ser vivo como consecuencia de la falta de equilibrio o variedad que presenta.
Ahora bien, puede ser que falten nutrientes esenciales o en su defecto que haya un exceso en algún sentido, que es lo que generará el desequilibrio. Con esto queremos indicar que puede haber malnutrición tanto cuando falta el consumo de algunos alimentos como también cuando existe un exceso.

Exceso de alimentos o ausencia de estos

Entonces, la malnutrición puede estar provocada por un exceso en los alimentos que se ingieren, especialmente si los mismos son ricos en grasas y detonar en una enfermedad típica en este sentido como es la obesidad o por el contrario, por la falta de alimentos, es decir, un individuo puede llegar a la condición de malnutrición porque casi no se alimenta con ningún tipo de nutriente. Esta última situación puede darse porque la persona vive en condiciones de extrema pobreza que le impide adquirir alimentos, o en su defecto, los que puede comprar son demasiado básicos y no reúnen las cantidades de nutrientes indicados para lo que se reconoce como una buena dieta.

Una buena nutrición, vital para el buen desarrollo

Una persona necesita para desarrollarse y crecer conforme consumir una serie de alimentos, si esto no sucede su salud se resentirá y también su crecimiento puede verse truncado en algún sentido. Por esta vital importancia de la alimentación es que se hace especial hincapié en que la misma sea correcta y adecuada y de esta manera el individuo no presentará problemas a futuro.

De esto fácilmente se desprende que la malnutrición es una situación muy peligrosa y con consecuencias futuras casi irreversibles para quienes la padecen o padecieron, especialmente cuando se da en adolescentes y niños, porque son justamente las etapas en las cuales los seres humanos nos desarrollamos, crecemos y por supuesto necesitamos de una adecuada alimentación para poder dar lo mejor de nosotros en el proceso de aprendizaje. Está ampliamente demostrado que un chico que padece hambre en su vida cotidiana rendirá por debajo de las expectativas de quien sí recibe una alimentación como se debe.

Graves consecuencias para la salud, la atención y el desarrollo de actividades

Por ejemplo si pensamos en el desayuno que es la primera comida del día y por esto la considerada como más importante, se recomienda que la misma conste de una variedad de nutrientes esenciales para que la persona gane en energía y así pueda enfrentar el resto de su día. Asimismo, el buen desayuno contribuye en aumentar los niveles de atención de la persona.
Entonces, si un niño no puede acceder a un buen desayuno, ya sea porque es pobre o porque su familia no hace hincapié en esa cuestión, ese niño presentará ciertos problemas de crecimiento y por supuesto en materia de atención escolar.

La cuestión incluso es fácil de comprender hasta por quien normalmente se alimenta como corresponde, ya que no hay más que observar como nuestro humor o comportamiento se modifica, obviamente a mal humor, cuando por ejemplo pasamos más horas de las acostumbradas sin comer o si comimos fuera de hora.

Las consecuencia directas de la malnutrición son la reducción en los niveles de inteligencia, en el liderazgo, la participación social y la aparición de problemas de salud relacionados a la situación de no alimentarse correctamente, la obesidad, como mencionamos más arriba o la deficiencia en el desarrollo de la musculatura, la energía, la actividad y la fuerza, entre otros.

Si bien está demostradísimo que la principal causa con la cual se asocia a la malnutrición es con la pobreza, existen otras: enfermedades digestivas, depresión, mala absorción de los alimentos, bulimia y anorexia nerviosa, ayuno, coma, psicosis, adicción a las drogas, alcoholismo y Diabetes Mellitus que influyen en una malnutrición.

¿Cómo combatirla?

Para reducir la malnutrición es importantísima la educación en materia de alimentación, especialmente cuando la misma se debe a malos hábitos. Los médicos nutricionistas que son los especialistas en este sentido podrán indicar a sus pacientes suplementos o micronutrientes que tendrán el objetivo de suplantar aquellos nutrientes que faltan. En tanto, cuando la causa de la malnutrición es la pobreza, será necesario que el estado se ocupe con prioridad a través del desarrollo de políticas tendientes a asistir a las personas con estas dificultades.

 
 
 
Temas en Malnutrición
 

Redes Sociales