Definición ABC » Salud » Linfoma

+

Definición de Linfoma

LinfomaUn linfoma es un tipo de tumor maligno que afecta al sistema linfático. En este tumor un tipo de glóbulos blancos de la sangre, llamados linfocitos, se replican de forma anormal, invadiendo varios tejidos y afectando el funcionamiento del sistema de defensas.

Estos linfocitos anormales se convierten en células de linfoma, los mismos crecen formando nódulos que se ubican principalmente en los ganglios linfáticos y en órganos linfáticos como el bazo y el hígado.

Los linfomas pueden ser de dos tipos, el Linfoma de Hodgkin y los Linfomas no Hodgkin, estos últimos son un grupo que abarca varios tipos de linfomas. Cada tipo de linfoma evoluciona de forma distinta, algunos tienen un curso muy lento por lo que la conducta es observar y esperar, otros son muy agresivos y requieren de tratamientos más agresivos.

Cómo reconocer la presencia de un linfoma

Los linfomas se presentan por lo general en adultos jóvenes, entre los 20 y 40 años de edad, siendo muy poco frecuente después de los 60 años.

Se caracterizan por el crecimiento de uno o varios ganglios linfáticos, por lo general estos se tornan duros pero no son dolorosos. Esto se percibe como nódulos que se pueden palpar en el cuello, sobre la clavícula, en la axila o la ingle. En ocasiones se afectan los ganglios ubicados dentro del tórax cerca de los bronquios lo cual produce tos.

Los linfomas producen otros síntomas asociados como la fiebre, debilidad, pérdida de peso, picazón en el cuerpo y mucho sudor por la noche.

La forma de diagnosticar este tipo de tumor es al hacer una biopsia del ganglio afectado. Para esto es necesario hacer una cirugía para retirar el ganglio y poder hacerle estudios especiales en caso de que sea positivo con la finalidad de poder determinar el tipo de linfoma que se encuentra presente.

Los linfomas se tratan con quimioterapia y radioterapia

Las células del linfoma pueden ser atacadas con tratamiento basado en quimioterapia. Este tratamiento utiliza medicamentos capaces de detener la replicación de las células malignas, estos se administran por vía intravenosa en ciclos mensuales. Cada tipo de linfoma tiene un tratamiento específico.

Este tratamiento puede complementarse con la aplicación de radioterapia, en la que la parte del cuerpo afectada se somete a radiación para matar a las células tumorales.

Una vez efectuados estos tratamientos es posible que sea necesario llevar a cabo un trasplante de médula ósea. Se trata del tejido que se ubica dentro de los huesos grandes y que tienen como función producir las distintas células de la sangre, esto suele ser necesario cuando los tratamientos como la quimioterapia destruyen estas células. La medula ósea puede obtenerse por un trasplante a partir de un donante compatible o bien por la técnica del autotransplante en el que se utiliza parte de la médula ósea de la misma persona que se extrae antes de iniciar la quimioterapia.

Foto: iStock - Sneksy

 
 
 
Temas en Linfoma
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •