Definición ABC » Salud » Leucopenia

+

Definición de Leucopenia

Se conoce como leucopenia a la disminución en el número de leucocitos o glóbulos blancos en la sangre. Los valores normales de leucocitos en la sangre oscilan entre 4.000 y 11.000/ml.

Los leucocitos son un tipo de célula sanguínea que forma parte del sistema de defensas. A su vez son de varios tipos: neutrófilos, eosinófilos, basófilos y linfocitos.

Normalmente en el cuerpo se producen diariamente un billón y medio de leucocitos por cada kilo de peso. Estas células tienen una vida media promedio de 11 a 15 días.

Los leucocitos se encuentran predominantemente en la médula ósea, que actúa como un sistema de reserva. Solo un 3% de todos los leucocitos se encuentran en la sangre y un 7% se encuentran distribuidos en los tejidos del cuerpo llevando a cabo sus funciones de defensa.

¿Por qué ocurre la leucopenia?

La leucopenia se debe a dos grandes causas, por una parte es una respuesta normal frente a la inflamación y las infecciones y por otra puede estar relacionada con una falla en la función de la médula ósea.

Durante una infección puede haber aumento o disminución de los leucocitos. En líneas generales las infecciones por bacterias aumentan los leucocitos, mientras que las infecciones por virus los disminuyen ocasionando leucopenia.

Cuando la medula ósea se ve afectada por tumores o por condiciones que cambian su arquitectura como la fibrosis, disminuye su capacidad de producir leucocitos, lo que lleva a que disminuya su número en el organismo.

Una causa frecuente de leucopenia es el uso de algunos medicamentos. Los que con mayor frecuencia se asocian a este fenómeno son la penicilina, cloranfenicol, fenitoína, fenobarbital y propiltiouracilo. La suspensión de estos medicamentos revierte el trastorno. La leucopenia también ocurre como efecto adverso del tratamiento del cáncer con medicamentos del tipo quimioterapia.

¿Qué consecuencias acarrea la leucopenia para la salud?

La disminución en el número de glóbulos blancos puede afectar la capacidad de combatir las infecciones, en especial cuando el número de neutrófilos, un tipo de leucocito, disminuye por debajo de 1000/ml.

En esta condición aumenta el riesgo de desarrollar infecciones tanto por bacterias como por hongos.

¿Cómo debe tratarse la leucopenia?

Dado que existen causas muy diversas para este trastorno, el tratamiento dependerá de su origen.

En el caso de infecciones, el tratamiento consiste en soporte y el uso del antimicrobiano que corresponda. Las infecciones por virus no tienen un tratamiento específico en la mayoría de los casos, por lo que se recomienda adoptar medidas para prevenir infecciones durante la convalecencia. Estas incluyen extremar las medidas de higiene personal, cuidar la manipulación de los alimentos, evitar el contacto con personas enfermas y con mascotas.

Las personas con neutropenia de corta duración responden bien a compuestos como vitaminas y esteroides para subir los niveles de glóbulos blancos en la sangre.

En el caso de leucopenias asociadas a tumores o su tratamiento (radioterapia y quimioterapia) existen medicamentos que actúan estimulando la producción de células por parte de la medula ósea. Este tratamiento puede usarse por períodos de tiempo prolongado, incluso puede beneficiar a personas con niveles bajos de glóbulos blancos relacionado con infecciones como la producida por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Existe un tipo especial de leucopenia, la leucopenia por secuestro esplénico, en la que los leucocitos se acumulan en el bazo y disminuyen en la sangre periférica. Cuando los leucocitos disminuyen por debajo de 500/ml en personas con esta condición, el tratamiento consiste en una cirugía para extirpar el bazo, procedimiento conocido como esplenectomía.

Foto: Fotolia - designua

 
 
 
Temas en Leucopenia
 

Redes Sociales