Definición ABC » Salud » Lepra

+

Definición de Lepra

Lepra La Lepra es quizá una de las enfermedades más antiguas, aunque la mayor referencia que se tiene sobre ella esa a través de la biblia aún continua afectando a la población estimándose que existan unos 230.000 nuevos casos cada año a nivel mundial, que se encuentran predominantemente en África, Asia y las islas del pacífico, la mayoría de los casos se reportan en India, Congo, Mozambique, Madagascar y Brasil.

Para el año 600 A.C. esta enfermedad ya era conocida, desde entonces y hasta la década de los años cuarenta la única intervención que se podía efectuar era el aislamiento de las personas infectadas en colonias para leprosos ya que no existía una cura para la enfermedad, a principios del siglo XX se descubre el origen infeccioso de la lepra y se identifica su agente causal, llamado Mycobacterium leprae permitiendo el desarrollo de medicamentos capaces de combatirla lográndose un esquema de tratamiento eficaz en la década de los ochenta.

La lepra es una enfermedad que se adquiere por contacto con gotas de saliva o secreciones nasales de las personas infectadas, también puede ser adquirida por contacto con el armadillo que es el principal reservorio animal de esta bacteria, su posibilidad de contagio es baja por lo que a pesar de acompañar a la humanidad por siglos nunca llegó a alcanzar la magnitud de una epidemia. Una vez que se adquiere la bacteria esta se desarrolla muy lentamente pudiendo incluso pasar hasta 20 años para que aparezcan los primeros síntomas.

Lepra - lesiones píel Esta enfermedad produce síntomas predominantemente por afectación de la piel y del sistema nervioso periférico. Las primeras manifestaciones son lesiones en la piel de bordes duros y bien definidos con pérdida de la pigmentación en su parte central, lo característico es que estas lesiones no tienen sensibilidad, en las formas más severas de la enfermedad pueden aparecer lesiones difusas sobre la que aparecen nódulos oscuros llamados lepromas que pueden distribuirse por todo el cuerpo.

La afectación de los nervios puede producir inicialmente dolor y hormigueo que luego desaparecen quedando una pérdida de la sensibilidad, a nivel de los dedos, nariz y orejas esta pérdida de la sensación favorece lesiones como traumatismos, lo que lleva a que aparezcan ulceraciones e incluso mutilaciones.

El diagnostico de la lepra se sospecha cuando hay antecedente de viajes a sitios donde existen casos de la enfermedad, para confirmarlo es necesario estudiar las lesiones mediante biopsias de piel en las áreas lesionadas, también existe una prueba cutánea llamada lepromina que consiste en aplicar una sustancia en la piel y esperar 48 horas para proceder a la lectura.

Si bien la lepra fue un flagelo en el pasado, hoy en día es una enfermedad curable, lo importante es hacer el diagnostico temprano para atacarla antes de que se produzcan lesiones del sistema nervioso que lleven a las ulceras y mutilaciones.

 
 
 
Temas en Lepra
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •