Salud » Iris

Definición de Iris

El iris es una estructura del ojo que le da su color. Se localiza por detrás de la cornea y por delante del cristalino, lo que le lleva a dividir la parte anterior de ojo en dos áreas, llamadas cámara anterior y cámara posterior.

Esta formado por un grupo de fibras musculares

El iris es una estructura conformada por fibras musculares y una cantidad variable de pigmentos que le confieren su color. Estas fibras se presentan de forma radial en su parte periférica y circular en su parte central. Esta última se encuentra perforada por un orificio conocido como pupila, de color negro con un diámetro de 3 a 4 mm. La disposición de las fibras musculares las convierte en un diafragma que controla la cantidad de luz que entra en el ojo.

Las fibras radiales le permiten al iris aumentar el diámetro de la pupila, lo que favorece una mayor entrada de luz, facilitando la visión en condiciones como ambientes poco iluminados o en penumbra.

Cuando hay suficiente luz las fibras circulares del iris se contraen, disminuyendo el diámetro pupilar y reduciendo así la cantidad de luz que estimula la retina.

Este proceso ocurre por acción del sistema nervioso autónomo. El sistema simpático es encargado de aumentar el diámetro pupilar (midriasis), mientras que el parasimpático es responsable de su disminución (miosis).

A que se debe el color del iris

El iris es una estructura que le brinda a cada persona un importante rasgo distintivo, como lo es el color de sus ojos. Por lo general ambos ojos son del mismo color, principalmente negro, marrón, ámbar, gris, verde o azul. Es posible que una persona tenga dos tonalidades distintas lo que le lleva a tener un ojo de cada color.

La coloración de esta estructura es un efecto que ocurre gracias a la presencia de células pigmentadas conocidas como melanocitos. Estas son capaces de absorber y reflejar distintas longitudes de onda de la luz de lo que depende su coloración. Esto no influye en la función del iris y la pupila.

La pupila tiene una gran importancia en el examen clínico

La respuesta de la pupila frente a la luz es un acto reflejo. Por ello para que ocurra debe haber indemnidad del sistema nervioso que la regula.

Una falla en este proceso es indicativa de una lesión bien sea del sistema nervioso simpático o parasimpático.

Igualmente, las lesiones cerebrales severas se acompañan de la presencia de pupilas dilatadas. Lo que puede ser indicativo de un mal pronóstico para la recuperación del afectado.

Fotos: Fotolia - Vicu9 / Alexandr Mitiuc

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: diciembre. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/iris.php
 
Temas en Iris
 

Redes Sociales