Definición ABC » Salud » Inhibición Emocional

+

Definición de Inhibición Emocional

inhibicion-emocionalCada persona tiene su propia personalidad y modo de ser. El ser humano tiene impulsos que surgen como una fuerza natural. Sin embargo, existen personas que pueden haber inhibido alguno de esos impulsos como consecuencia del exceso de racionalidad al interpretar una situación determinada.

Algo que puede alterar la conducta del sujeto en el futuro. Se produce una respuesta disfuncional por parte del sujeto ante estos estímulos externos que pueden darse en distintos ámbitos: en el plano de la locomoción, en la nutrición, en el ámbito profesional y en el plano sexual.

Silenciar sentimientos

La inhibición emocional está muy vinculada a la represión por parte del sujeto que ha silenciado unos pensamientos y unos sentimientos determinados, sin embargo, a pesar de haber ejercido esta presión emocional para tapar dichos impulsos, no puede evitar que broten en algún momento como consecuencia de una circunstancia externa (los sentimientos que se reprimen tienden a brotar con más fuerza en algún momento produciéndose un efecto contrario al deseado).

Existen algunas actitudes que pueden interferir en la rutina de la vida de la persona porque la inhibición produce consecuencias negativas a largo plazo.

Como consecuencia de esta falta de comunicación, la persona puede experimentar de un modo frecuente sentimientos como la frustración, el resentimiento, el sentimiento de insatisfacción crónica... El malestar puede llegar a rozar incluso la línea de la depresión y la ansiedad.

Consecuencias negativas de la inhibición emocional

Inhibicion-EmocionalEste malestar interno también deja una huella en las relaciones personales puesto que se produce una barrera entre aquello que la persona expresa y lo que realmente siente. Algo que puede llegar a desorientar a los demás. Este estancamiento emocional resta felicidad en el día a día.

La represión emocional de sentimientos puede llegar a ser tan extrema que el sujeto incluso se impida sentir algunos sentimientos porque puede haberse llegado a autoconvencer de que no tiene derecho a sentirse así. La represión conduce de manera directa a la falta de libertad interior por parte del sujeto que no se permite ser él mismo.

La represión produce ira, causa el miedo y la persona crea una barrera en torno a sí misma para protegerse como si fuese una especie de coraza. Cuando las emociones desagradables como la tristeza no se expresan, entonces, este malestar se va acumulando hasta que la persona llega a su límite y se siente desbordada.

 
 
 
Temas en Inhibición Emocional
 

Redes Sociales