Definición ABC » Salud » Impétigo

+

Definición de Impétigo

El impétigo es una enfermedad infecciosa que afecta comúnmente la piel de los niños pequeños. Se caracteriza por la presencia de costras o ampollas.

El impétigo es un tipo de infección producida por bacterias, específicamente de dos tipos: el estafilococo o el estreptococo. Para que la infección ocurra es necesario que estas bacterias colonicen la piel, lo que puede ocurrir cuando se ven afectadas sus barreras durante otros trastornos como la irritación, dematitis, eccemas, heridas o rasguños superficiales o incluso en las lesiones de rascado que existen cuando ocurren picaduras de insectos.

Cualquier lesión que vulnere la barrera de la piel puede convertirse en puerta de entrada a las bacterias que producen el impétigo, desarrollándose así ésta infección.

¿Cómo reconocer el impétigo?

Este trastorno afecta solo a las capas superficiales de la piel. Una vez que la bacteria inflama estos tejidos ocurre en enrojecimiento de la zona afectada, la piel desarrolla pequeñas ampollas que se convierten en ulceras superficiales húmedas y pueden tener secreción tipo pus, en la medida que se van secando las secreciones aparecen costras gruesas de color amarillo. Esta es la presentación que se conoce como impétigo costroso.

Existe otra forma de impétigo en la que la piel enrojecida se cubre de ampollas llenas de líquido, este es de color claro al principio, pero luego se torna turbio, las ampollas duran varios días. Esta forma de impétigo es la menos frecuente, se conoce como impétigo ampolloso.

Las lesiones ocasionadas por ambos tipos de impétigo se ubican preferiblemente cerca de los orificios de la nariz y los labios, también pueden aparecer en los dedos de las manos. Son lesiones muy contagiosas, las bacterias que las producen pueden adquirirse por contacto directo con las lesiones o sus secreciones.

El impétigo se trata con antibióticos

Estas lesiones deben ser tratadas usando antibióticos, por lo general se hace una combinación entre un antibiótico tomado por vía oral y un antibiótico en pomada o crema que se aplica sobre las lesiones, con una semana de tratamiento se logra erradicar por completo la infección.

En los casos en los que las lesiones persistan a pesar del tratamiento, se procede a tomar una muestra para realizar un cultivo y determinar si existe resistencia a los antibióticos utilizados, así como otras opciones de antibióticos a los que las bacterias si son sensibles.

Es importante mantener un buen cuidado de la piel afectada y tratar de no romper las ampollas para no contaminarlas.

El impétigo no deja inmunidad

El impétigo es una enfermedad infecciosa frente a la cual no se crea inmunidad, esto quiere decir que un niño que presenta esta infección puede volverse a infectar varias veces si entra en contacto nuevamente con la bacteria.

Por esta razón es importante adoptar medidas como lavarse bien las manos al manipular estas lesiones, o el contenido de las ampollas, ya que se corre el riesgo de contagiarse o pasársela a otro niño.

Foto: Fotolia - _jure

 
 
 
Temas en Impétigo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49153 fans
  • Twitter
    2294
  • Google
    429
  •