Salud » Ictericia

Definición de Ictericia

Ictericia Se conoce como Ictericia la coloración amarillenta que pueden tomar la piel, los ojos y las mucosas, debido a la acumulación de la bilirrubina en estos tejidos.

La ictericia no es una enfermedad en sí, más bien constituye una manifestación de diversos trastornos que abarcan tanto lesiones del hígado como problemas de la sangre que llevan a la destrucción de los glóbulos rojos.

A qué se debe esta coloración

El tinte amarillento es debido a la elevación de los niveles de una sustancia conocida como bilirrubina, se trata de un de producto que se origina en el cuerpo por descomposición de los glóbulos rojos. En condiciones normales esta sustancia viaja por la sangre hasta el hígado en donde se une a una serie de proteínas que facilitan su eliminación por la bilis.

Una causa de ictericia es el aumento en la producción de bilirrubina, que puede presentarse en cualquier condición que sea capaz de romper los glóbulos rojos. Esto ocurre en el caso de trastornos que afectan la forma de éstas células, como la Talasemia y la Drepanocitosis, esta última también es conocida como enfermedad de células falciformes ya que los glóbulos rojos toman la forma de una hoz que hace que se atasquen en los vasos capilares llevando a que sean destruidos.

Algunos parásitos que infectan a los glóbulos rojos son capaces de romper estas células una vez que logran culminar su multiplicación, pasando así a la sangre en donde darán continuidad a este proceso, esto es característico de enfermedades como el Paludismo.

También es posible que ocurra una ictericia cuando existe una obstrucción en la eliminación de la bilis, lo que sucede en enfermedades del hígado. El caso más común ocurre en las hepatitis en donde el proceso inflamatorio del hígado es capaz de obstruir el drenaje de la bilis, también es común en personas que tienen cálculos en la vesícula cuando estos obstruyen su conducto de drenaje o colédoco, así como en el caso de cirrosis hepática y ante la presencia de tumores del hígado o de la cabeza de páncreas. También es posible que ocurra la migración de parásitos, especialmente los áscaris, desde el intestino a las vías biliares lo cual obstruye estos conductos.

La ictericia puede acompañarse de otras molestias

El aumento de bilirrubina en los tejidos es capaz de producir un síntoma muy molesto como lo es la picazón, que dura mientras persista la ictericia. Igualmente la obstrucción en la eliminación del paso de la bilis al intestino hace que ocurra un signo característico de las enfermedades hepáticas como lo es el hecho de que la orina se torna muy oscura mientras que las heces se tornan más claras.

Ictericia en el recién nacido

Ictericia neonatal Durante las primeras horas de vida es posible que los recién nacidos desarrollen ictericia, esto ocurre como consecuencia de la elevación de los niveles de bilirrubina debida a factores como la incompatibilidad sanguínea tanto del tipo ABO como Rh que ocurren cuando la madre y el padre son de distintos grupos sanguíneos, especialmente cuando el padre es factor Rh positivo y la madre es Rh negativo.

Esta condición amerita la hospitalización y tratamiento del niño, ya que los niveles elevados de bilirrubina son capaces de producir lesiones permanentes en el sistema nervioso central.

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/ictericia.php
 
Temas en Ictericia
 

Redes Sociales