Definición ABC » Salud » Histamina

+

Definición de Histamina

Es una sustancia que nuestro propio organismo produce de manera natural. Sin embargo, cuando su cantidad es excesiva aparecen síntomas de alergia: estornudos, ojos llorosos, conjuntivitis, tos, producción exagerada de moco y malestar general.

La histamina es un neurotransmisor cerebral que actúa para regular nuestra capacidad inmunológica. Su origen proviene de un aminoácido, concretamente la histidina (a través de una enzima la histidina se transforma en histidina).

La intolerancia a esta sustancia

Si bien esta molécula la genera nuestro cerebro de manera natural, ciertos alimentos y algunos antibióticos incrementan sus niveles y esto provoca reacciones alérgicas. Así, el consumo de algunos pescados, la leche de vaca, los huevos, los embutidos y algunos alimentos fermentados puede ser un factor desencadenante para la producción de la histamina. De la misma manera, algunos ácaros o el polen actúan como causa de la producción de histamina en algunas personas.

La intolerancia a la histamina se debe a un déficit de una enzima en nuestro organismo, la diaminooxidasa. Por lo tanto, la reacción alérgica no se debe propiamente a los alimentos que se consumen sino a los niveles bajos de diaminooxidasa.

Los antihistamínicos de la farmacología y los naturales

Para combatir los síntomas alérgicos, una de las opciones para aliviarlos son los antihistamínicos Estos fármacos se toman normalmente por vía oral en pastillas. El efecto que producen dura unas 24 horas, por lo que normalmente se toma una única vez al día. En algunos casos, estos fármacos se combinan con algún spray nasal o un colirio para aliviar los síntomas en los ojos.

Si bien estos fármacos son útiles para combatir los síntomas alérgicos, hay que recordar que no son recomendables en las personas que padecen glaucoma, hipertensión o problemas cardíacos. Por otra parte, tampoco son aconsejables durante el embarazo o en los periodos de lactancia.

Hay que recordar que los antihistamínicos no curan la alergia, sino que frenan sus síntomas

En cualquier caso, este tipo de fármacos deben consumirse bajo la supervisión de un médico y tras un diagnóstico adecuado.

Algunos remedios naturales pueden ser útiles para combatir los efectos de la histamina. Algunos de ellos son los siguientes: el ajo o la cebolla tomados en ayunas, el aloe vera en forma de zumo, la naranja, la mandarina o el té de equinácea. Todos ellos refuerzan el sistema inmunológico de nuestro organismo.

Foto: Fotolia - xrender

 
 
 
Temas en Histamina
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49192 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    435
  •