Definición ABC » Salud » Hipotálamo

+

Definición de Hipotálamo

El hipotálamo es una estructura encargada de regular las funciones del sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. De esta manera se logra llevar a cabo la regulación del medio interno necesaria para la adaptación del organismo al medio ambiente, lo que garantiza dos aspectos claves de la vida de los individuos como lo es sobrevivir y reproducirse.

Se trata de una estructura del tamaño de una almendra, está ubicado en el interior del cerebro en la línea media, justo por debajo del tálamo (de allí su nombre) y encima del tallo cerebral.

Funciones

Sus diversas conexiones con varias áreas cerebrales le permiten recibir toda la información de lo que ocurre en el entorno que rodea al individuo, así como en su interior, con la finalidad de llevar a cabo los ajustes necesarios para adaptarse a las mismas.

Las funciones reguladas por esta estructura cerebral incluyen:

- Temperatura corporal
- Presión arterial
- Frecuencia cardíaca
- Sed y Apetito
- Actividad sexual y reproducción
- Ritmos circadianos
- Respuestas adaptativas al estrés
- Comportamiento emocional

Control de la función endocrina

El control del medio interno se lleva a cabo mediante las hormonas, moléculas liberadas por las glándulas que actúan como reguladores de las funciones de las distintas estructuras del cuerpo.

La función hormonal es controlada de dos formas distintas, la parte anterior del hipotálamo libera una serie de sustancias llamadas factores reguladores que estimulan la producción de hormonas especificas por parte de la hipófisis. En su parte posterior produce dos sustancias llamadas neurohormonas, ellas son la vasopresina y la oxitocina, la primera regula el control de los líquidos del cuerpo y la presión arterial, mientras que la segunda se relaciona con el placer sexual y la conducta protectora maternal o paternal.

Las conexiones entre el hipotálamo y la hipófisis se conocen como eje hipotálamo-hipofisiario. Este se relaciona con cada una de las glándulas endocrinas del cuerpo dando origen a una unidad funcional que se regula por un sistema de retroalimentación cuya función es mantener la homeostasis o equilibrio interno.

El sistema opera de la siguiente manera: al disminuir el nivel de una determinada hormona, pongamos de ejemplo las hormonas tiroideas T3 y T4, la hipófisis libera la hormona estimulante TRH, que estimula la producción de TSH por parte de la hipófisis, la cual a su vez estimula a la tiroides para producir mas T3 y T4, cuando se alcanzan los niveles normales, se inhibe la producción de TRH desapareciendo el estímulo para producir TSH con lo que cesa el estímulo sobre la glándula tiroides.

Efectos del hipotálamo sobre las emociones

Una de las funciones de esta estructura cerebral es coordinar las respuestas autónomas frente a los estados emocionales. Esto es lo que hace que ocurra una respuesta física que acompaña a las emociones.

Acciones como la huida o el ataque frente a una situación suelen acompañarse por manifestaciones como palpitaciones, aumento en la respiración, sudoración, dilatación de las pupilas, detención de la función intestinal y urinaria. Todo esto busca adaptar al organismo para lograr un mejor desempeño en la acción que va a ejecutar, ya que permite orientar el consumo de energía a los músculos para lograr que estos tengan un mejor rendimiento.

Fotos: Fotolia - Double Brain

 
 
 
Temas en Hipotálamo
 

Redes Sociales