Definición ABC » Salud » Hipnoparto

+

Definición de Hipnoparto

El hipnoparto es una corriente novedosa que propone la introducción de técnicas de hipnosis o autohipnosis para facilitar el trabajo de parto y eliminar el dolor durante el mismo. Con esto se busca programar la mente subconsciente, lo que se logra mediante sugestiones que ayudaran a cambiar la forma de ver y afrontar el trabajo de parto.

Más allá de lo que se piensa comúnmente, la hipnosis no es una técnica que altera el estado mental o suprime la voluntad del hipnotizado poniéndolo a merced del hipnotizador. La hipnosis trata más bien de alcanzar estados de relajación y concentración profundos que permitan desconectarse del entorno.

¿Cuáles son los beneficios del hipnoparto?

La aplicación de técnicas basadas en la hipnosis permite tener un estado de mayor relajación durante el trabajo de parto. Esto trae consigo el beneficio de que se liberan hormonas relacionadas con estados mentales positivos, como las endorfinas y la serotonina, que ayudan a relajar los músculos, lo que facilita la salida del bebe y hace que el proceso sea menos traumático.

Ambas sustancias tienen efectos sobre la percepción del dolor. Estas sustancias son capaces de inactivar señales dolorosas que se originan en la medula espinal, haciendo que estas no lleguen al cerebro, esto lleva a que la persona experimente molestias que no son interpretadas como dolor. Incluso se han reportado casos en los que la madre refiere no haber experimentado ningún tipo de dolor durante el proceso de parto.

De esta manera, la aplicación de técnicas de autohipnosis puede hacer que el parto sea más llevadero, más tranquilo y con menos dolor. Esto hace que disminuya el requerimiento de técnicas de anestesia o de medicación analgésica, cuyo uso no está exento de consecuencias.

¿Cómo desarrollar las técnicas de hipnoparto?

La autohipnosis es un procedimiento que requiere de mucha práctica para lograr implementarlo y dominarlo. No es algo que se aprende de un día para el otro.

Los primero es lograr estados de relajación profunda. Esto se puede alcanzar al usar técnicas de concentración enfocada, bien sea en la respiración, en partes del cuerpo o al visualizar puntos específicos. Una vez logrado un estado profundo de relajación, es el momento de repetir una serie de afirmaciones relacionadas con el parto empleando palabras que evoquen cosas positivas.

Palabras como contracciones tienen en nuestra mente una fuerte asociación con el dolor. Por lo que debe sustituirse por otras palabras que no tengan esta relación. Un ejemplo seria pensar en las contracciones como ritmos que muestran el camino, y enfocarse en que estos ritmos dirigen al bebe hacia la luz en el exterior, asociándolo a un sentimiento de alegría y felicidad por su llegada.

Programar estas sugestiones es un proceso que toma algún tiempo, igualmente pueden obtenerse mejores resultados si se hace de la mano de un terapeuta experimentado.

Foto: Fotolia - sabuhinovruzov

 
 
 
Temas en Hipnoparto
 

Redes Sociales