Definición ABC » Salud » Himen

+

Definición de Himen

El himen es una membrana delgada que se localiza a la entrada de la vagina en las mujeres que no han iniciado la actividad sexual.

La palabra himen deriva del griego y significa membrana. Muchos autores relacionan su nombre con el Dios griego del matrimonio Himeneo, quien era hijo de Dionisio y Afrodita. Se cree que esto se debe a que muchas culturas consideraban que el himen debía estar intacto hasta el momento del matrimonio, como señal de pureza y virginidad.

¿El himen cumple alguna función en el organismo?

Esta estructura se encuentra presente desde el nacimiento, formándose alrededor de la décima semana del embarazo. En este proceso su aparición permite delimitar la vagina de la parte externa de los genitales femeninos, que se conoce como vulva.

El himen no es una membrana continua, generalmente cuenta con un orificio que tiene como finalidad permitir la salida de sangre que forma el flujo menstrual. Sin embargo, existen diversos tipos de himen, en la gran mayoría de los casos no se encuentra completamente cerrado pudiendo tener forma de un anillo, semiluna, tabiques o de una lámina cribosa (con múltiples perforaciones). En algunos casos es posible que exista una malformación en la cual se encuentra completamente sellado lo que ocasiona complicaciones al momento de producirse la menstruación al obstruir la salida del flujo menstrual creando la falsa impresión de que la mujer no menstrua, esto por lo general se acompaña de síntomas como inflamación y dolor en la pelvis.

Al estar conformado por un tejido muy frágil, es común que ocurra su rotura en relación con el inicio de la actividad sexual. Sin embargo, es posible que también se rompa o se desgarre durante la práctica de algunas actividades deportivas, así como el uso inadecuado de elementos como los tampones vaginales.

El himen es una estructura que tiene una gran importancia en las evaluaciones de tipo médico legal

Desde el punto de vista médico legal, la evaluación del himen es un punto importante cuando se busca evidenciar o descartar hechos como la violación o el abuso sexual.
Una vez que ocurre el coito, el himen se desgarra ocurriendo lo que se conoce como desfloración, que en la mayoría de los casos deja como consecuencia una o varias cicatrices que permiten reconocer que hubo actividad sexual.

Es posible que en algunos casos el himen no se rompa o se desgarre durante la penetración, lo que hace que este tipo de membrana se conozca como himen complaciente, esto es debido a una variante anatómica que lleva a que esta membrana tenga un orificio más grande o incluso que sea más flexible, pudiendo llegar a distenderse durante el coito y volver a sus dimensiones normales tras el mismo sin ser desgarrado.

Foto: Fotolia - Evgenia

 
 
 
Temas en Himen
 

Redes Sociales