Definición ABC » Salud » Heroína

+

Definición de Heroína

La heroína es un opiáceo semisintético derivado de la morfina que, a su vez, se extrae del opio, una planta cuyo nombre científico es Papaver somniferum. Esta droga tiene otras denominaciones en la jerga popular, como potro, jaco, caballo, dama blanca o reina.

Origen de esta droga

A finales del siglo XlX los laboratorios alemanes Bayer lograron sintetizar la heroína

Esta denominación proviene del vocablo alemán herios, que significa heroico o poderoso. Inicialmente este producto se empezó a consumir como un relajante para tratar algunas enfermedades. Por entonces se creía que esta sustancia no tenía ninguna contraindicación para la salud.

Efectos sobre el organismo tras el consumo de heroína

La primera reacción que se produce es de mareo y vómitos. Después de esta etapa inicial el individuo tiene una sensación de placer y alivio general. Finalmente es habitual experimentar un estado de euforia. Quien la consume suele tener sequedad en la boca, contracción de las pupilas, una pérdida de apetito, así como un descenso del ritmo cardíaco y de la tensión arterial.

Las personas adictas a la heroína necesitan continuas dosis para evitar el síndrome de abstinencia que provoca la falta de esta sustancia en el organismo. Por lo general, esta droga se tolera con cierta rapidez y por ello es habitual que se incremente la cantidad de heroína para conseguir los mismos efectos que anteriormente se lograban con dosis menores (el síndrome de abstinencia suele aparecer a las ocho horas tras la última dosis).

Si la heroína se consume de manera prolongada se producen efectos muy negativos para la salud

Los efectos dañinos de la heroína son numerosos y afectan tanto al cuerpo como a la mente. Entre los más significativos podemos destacar los siguientes: un estado de ansiedad y depresión, alteraciones mentales y problemas de conducta, pérdida de peso, problemas dentales, insuficiencia cardíaca, problemas hepáticos, etc. No hay que olvidar que algunos heroinómanos acaban teniendo llagas, abcesos e infecciones (por ejemplo, neumonía o hepatitis).

En muchas ocasiones la heroína se consume de manera adulterada, por lo que los riesgos para la salud son incluso mayores y pueden llevar hasta la muerte.

Al margen de los problemas de salud, el consumo de heroína está directamente relacionado con problemas sociales, como el aislamiento, la ruptura de relaciones personales o la desestructuración familiar.

Fotos: Fotolia - Nomad_Soul / princeoflove

 
 
 
Temas en Heroína
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48528 fans
  • Twitter
    2312
  • Google
    490
  •