Definición ABC » Salud » Hematoma Subdural

+

Definición de Hematoma Subdural

Hematoma subdural
Se conoce como Hematoma Subdural la colección de sangre a nivel de las membranas meníngeas, específicamente por debajo de la duramadre, lo cual ocurre como consecuencia de un traumatismo a nivel de la cabeza, incluso aunque no se haya producido una fractura de los huesos del cráneo.

Existen varios tipos de Hematoma Subdural

Estos hematomas son de tamaño variable, pueden aparecer inmediatamente, a los pocos días o incluso tras varios meses posterior al traumatismo, lo que lleva a clasificarlos según el momento en que se presentan los síntomas en:

Hematoma subdural agudo.

Es aquel que se presenta de forma inmediata posterior al traumatismo, suele ocasionar síntomas intensos caracterizados por dolor de cabeza, náuseas, vómitos y trastornos del estado de consciencia, también es posible que se presenten alteraciones focales como pérdida de la sensibilidad o parálisis que dependerán del lugar del cráneo en el que se localice el hematoma. Esta condición es grave y puede llevar a la muerte del paciente si no se realiza una cirugía de emergencia.

Hematoma subdural subagudo y crónico.

En este caso la aparición de los síntomas ocurre tras varios días a incluso meses posterior al traumatismo, es debido a la ruptura de vasos de pequeño calibre que llevan a una pérdida de sangre que ocurre de forma lenta. Es muy común en ancianos y en personas que reciben tratamiento con medicamentos anticoagulantes, suele ocasionar síntomas como dolor de cabeza, somnolencia, trastornos del habla, pérdida del equilibrio, debilidad o perdida de la fuerza de alguna parte del cuerpo, convulsiones, cambios en el humor o la personalidad.

Como se puede diagnosticar

Tras un traumatismo en el cráneo se hace necesario la evaluación por parte de un especialista, preferiblemente un médico neurocirujano, que llevara a cabo un examen físico y del sistema nervioso con el fin de determinar si hay la posibilidad de que el paciente presente un hematoma subdural o cualquier otra afección relacionada.

Hematoma-SubduralEl diagnostico confirmatorio se realiza al practicar estudios de imagen como la Tomografía de Cráneo en la fase inmediata al traumatismo o Resonancia Magnética para identificar lesiones subsgudas o crónicas. En el caso de pacientes ancianos que tienen un estudio normal inmediatamente después del traumatismo es recomendable realizar una nueva evaluación a los seis meses para descartar la posibilidad de un hematoma subdural crónico.

El tratamiento del hematoma subdural es quirúrgico

Los hematomas subdurales producen compresión del cerebro lo que invariablemente llevara a la afectación de las funciones neurológicas, por tal razón es necesario llevar a cabo una cirugía para drenar el hematoma y descomprimir el área afectada.

La recuperación tras este evento es variable y depende de factores como el tamaño del hematoma, la zona del cerebro afectada y la rapidez con la que se inició el tratamiento. Es posible que después de la cirugía haya que poner en práctica un programa de rehabilitación para recuperar las funciones neurológicas que se vieron afectadas, muchas veces los pacientes se recuperan por completo sin que ocurran secuelas.

 
 
 
Temas en Hematoma Subdural
 

Redes Sociales