Definición ABC » Salud » Halitosis

+

Definición de Halitosis

Halitosis La palabra Halitosis significa mal aliento. Este puede originarse en causas bucales o sistémicas, así como por causas fisiológicas o debido a alguna condición patológica o enfermedad.

Si bien puede ser reflejo de una enfermedad tiene además una connotación social por ser capaz de interferir con las relaciones interpersonales al ser causa de rechazo y acompañarse por problemas de autoestima, especialmente cuando puede ser percibido por los demás.

La halitosis es un hecho frecuente en personas sanas al momento de levantarse que desaparece una vez que se lleva a cabo la higiene bucal. Esta halitosis matutina es debida al hecho de que durante el sueño disminuyen los diversos procesos de limpieza bucal que normalmente se llevan a cabo, como lo es la producción de saliva, los movimientos de la lengua en especial su fricción contra el paladar y las mejillas. Puede verse agravada en personas que respiran por la boca como las que padecen trastornos como la rinitis y sinusitis crónica. La halitosis matutina también es posible que ocurra cuando hay un ayuno prolongado, incluso si la persona ha llevado a cabo el proceso de cepillado dental.

Es posible que la halitosis ocurra por causas patológicas, como consecuencia de diversos trastornos a nivel bucal tal es el caso de las caries dentales, gingivitis, enfermedad periodontal, impactación de restos alimentarios entre los dientes, infecciones, poca secreción salival y mala higiene bucal.

Existe una gran variedad de enfermedades capaces de disminuir el flujo de saliva a nivel bucal, produciendo la sensación de boca seca o Xerostomía, por lo que pueden llevar al desarrollo del mal aliento, tales condiciones abarcan enfermedades autoinmunes como el Síndrome de Sjögren, trastornos de las vitaminas y el uso de medicamentos de tipo antidepresivos.

La presencia de bacterias en la saliva es capaz de favorecer el proceso de putrefacción de los restos de alimentos y proteínas en la boca lo cual da origen a la producción de sustancias capaces de producir fetidez, este fenómeno suele ocurrir en la parte posterior de la lengua produciendo un característico color blanquecino de ésta región.

Aproximadamente en 1 de cada 10 personas con halitosis esta puede ser debida a problemas que se originan fuera de la cavidad bucal. La causa más frecuente de este fenómeno la constituyen los problemas respiratorios que se acompañan por producción de secreciones como la rinitis, sinusitis e infecciones bronquiales o pulmonares. También es posible que la presencia de criptas infectadas en las amígdalas sea el origen del problema.

A diferencia de lo que muchas personas creen, los problemas digestivos raras veces se acompañan por manifestaciones como el mal aliento, ya que el esófago permanece colapsado cuando no se ingieren alimentos con lo que es difícil la salida de gases u olores por esta vía.
La halitosis también puede tener un origen psicológico, especialmente en las personas que desarrollan una fobia o temor a tener mal aliento conocido como Halitofobia.

 
 
 
Temas en Halitosis
 

Redes Sociales