Definición ABC » Salud » Glucosamina

+

Definición de Glucosamina

La Glucosamina es una molécula que forma parte del cartílago articular, tejido blando que reviste la superficie de los huesos en la articulación con la finalidad de facilitar el movimiento de los mismos entre sí.

El cartílago está formado por una matriz de colágeno en la que se encuentran mallas de proteínas que están constituidas por ácido hialurónico y moléculas de proteoglicanos, una de estas moléculas es la glucosamina.

Esta malla tiene la función de absorber agua, brindándole al cartílago una resistencia elástica que le permite absorber fuerzas como la compresión que ocurre durante el impacto que acompaña a movimientos como caminar, saltar, bajar escaleras o la práctica de actividades deportivas.

Glucosamina, uno de los principales tratamientos de las artrosis

La glucosamina se encuentra disponible como suplemento para ser empleado en el tratamiento de la artrosis, también denominada osteoartritis, principal enfermedad degenerativa de las articulaciones caracterizada por el daño del cartílago articular que lleva a la aparición de molestias como el dolor y el traquido con los movimientos. Este trastorno es más común a partir de los 50 años, pudiendo llegar a afectar al 80% de las personas mayores de 75 años.

Esta molécula pertenece a un grupo de fármacos conocidos como SADOA, cuyas siglas en ingles significan: drogas de acción lenta para el tratamiento de la osteoartritis. En este grupo se encuentra también el Sulfato de Condroitina, que muchas veces se encuentra combinado con glucosamina en presentaciones como cápsulas o polvo para ser diluido.

Efectos de la glucosamina sobre el cartílago

La glucosamina al ser usada de forma continua es capaz de disminuir el dolor y las molestia asociadas con la artrosis, este no es un medicamentos analgésico por lo que el alivio no es inmediato, más bien su efecto se dirige a reparar el daño y disminuir la inflamación y la lesión articular con lo que sus beneficios se perciben a lo largo del tiempo.

Varios estudios han puesto en evidencia que la glucosamina es capaz de afectar la producción de prostaglandinas, mecanismo por el cual se obtiene el efecto analgésico con el uso de medicamentos como los AINES (Anti Inflamatorios No Esteroideos), lo que explica su efecto analgésico y antiinflamatorio.

En el caso de personas con artrosis leves o de inicio reciente la glucosamina es una molécula que ayuda a proteger el cartílago evitando que las lesiones progresen.

Este suplemento debe ser usado de forma continua por varios meses, en algunos casos debe ser tomados por años. Es un fármaco seguro ya que es un suplemento de algo que ya existe en el organismo, por lo general es bien tolerado, en algunas presentaciones se recomienda evitar su uso por parte de personas alérgicas a los mariscos ya que esta molécula se obtiene a partir de conchas de crustáceos.

Foto: iStock - gpointstudio

 
 
 
Temas en Glucosamina
 

Redes Sociales