Definición ABC » Salud » Glaucoma

+

Definición de Glaucoma

El Glaucoma es una enfermedad que afecta al ojo y se caracteriza por la lesión tanto del nervio óptico como de la retina, relacionados con el aumento de la presión dentro del globo ocular.

El ojo está lleno de líquido, la parte que se ubica por delante del cristalino contiene un líquido transparente y fluido llamado humor acuoso, que es producido por un grupo de células que forman una estructura llamada cuerpo ciliar, el líquido se forma en la parte posterior de la región circular que le da el color a los ojos llamada iris, se dirige a la parte anterior a través de la pupila y es drenado por una serie de canales que se ubican en el extremo del iris.

En condiciones normales existe un equilibrio entre la producción, la difusión y el drenaje del líquido, lo cual lleva a que la presión dentro del ojo se mantenga constante. Cuando el líquido no se elimina en la misma proporción que se produce tiene de acumularse dentro del ojo, aumentando su presión lo cual lleva al desarrollo del glaucoma.

Consecuencias de la elevación de la presión intraocular

La acumulación de humor acuoso en el ojo produce presión sobre la retina y el nervio óptico, esto lleva a que las fibras nerviosas de la retina degeneren lo cual va llevando progresivamente a la pérdida de la visión, lo cual es un proceso irreversible.

La afectación de la visión comienza por la visión periférica por lo que muchas veces se inicia sin ser percibido, es posible que esta enfermedad comience primero en un ojo y posteriormente afecte a ambos, pudiendo evolucionar y dejar a quien lo padece completamente ciego.

Síntomas del glaucoma

Existen dos formas de glaucoma, la más común es el glaucoma de ángulo abierto que no produce síntomas, se hace evidente al medir la presión intraocular durante un examen oftalmológico de rutina o bien porque el paciente nota que no ve bien o que tiene que girar la cabeza para ver algunos objetos.

En el caso del glaucoma de ángulo estrecho es posible que se presente un enrojecimiento ocular que se acompaña por dolor de cabeza, dolor en el ojo, nauseas, vómitos, alteración o perdida repentina de la visión.

El glaucoma aumenta su frecuencia a partir de los 60 años de edad, cuando por razones que aún no se conocen bien comienzan a obstruirse los canales de drenaje del ojo lo que lleva al aumento de la presión intraocular. Para diagnosticarlo es necesario llevar a cabo la medición de la presión ocular mediante un aparato empleado por oftalmólogos y optometristas.

El glaucoma puede presentarse desde el nacimiento

Existe una forma de esta enfermedad conocida como glaucoma congénito, es debido a la presencia de anomalías en el ojo de tipo congénitas o como secuela de procesos infecciosos. Suele manifestarse durante los primeros meses de vida, acompañándose por alteraciones en la forma del ojo, opacidad de la córnea, sensibilidad a la luz y lagrimeo. Esta condición se trata con una combinación de medicamentos y cirugía.

Fotos: iStock - kadmy / JackF

 
 
 
Temas en Glaucoma
 

Redes Sociales