Definición ABC » Salud » Gimnasia Mental

+

Gimnasia Mental - Definición, Concepto y Qué es

Gimnasia-MentalSin duda, los valores de culto al cuerpo son más que evidentes en una sociedad en la que la eterna juventud parece ser un valor máximo. Sin embargo, pese a que por supuesto que cuidar el cuerpo, estar en forma y hacer deporte son valores muy importantes de un estilo de vida activo, conviene no descuidar la mente. Es decir, no solo podemos hacer ejercicios de gimnasia corporal sino que también puedes luchar para tener una memoria activa a través de la gimnasia mental que también se conoce como neuróbica.

Y conviene puntualizar que pese a que es en la madurez cuando muchas personas toman una mayor constancia en el cultivo de la mente y la memoria para prevenir enfermedades como la demencia o el alzhéimer, sin duda, la juventud también es un momento indóneo para hacer ejercicio mental. ¿Cómo entrenar tu mente? A través de formas sencillas como la solución de crucigramas, la solución de rompecabezas, la elaboración de puzles, los juegos de ajedrez...

Forma mental

Además, la importancia de poner la memoria en forma es vital puesto que las nuevas tecnologías han hecho que nuestra mente se vuelva cómoda. Por ejemplo, pocas personas saben de memoria los números de teléfono de las personas con las que hablan habitualmente porque ya tienen los números registrados en la agenda. Sin embargo, un buen paso para aumentar la memoria es conocer algunos de estos números o también, repasar la cuenta de la cesta de la compra sin utilizar calculadora.

En general, incrementamos la gimnasia mental siempre que salimos de nuestra zona de confort y rompemos con lo previsible. Por ejemplo, cambia el itinerario que realizas habitualmente para volver desde tu oficina hasta tu domicilio. Compra el pan en una panadería distinta a la que acudes habitualmente.

Los planes culturales también son muy adecuados para alimentar la mente: visita a galerías y museos de arte, asistencia a recitales de poesía, el cine, e incluso, la música como muestra el valor del efecto Mozart o aprender a tocar un instrumento, también son buenas medidas para tener una mente llena de vida. La lectura es otro de los hábitos más positivos para alimentar la mente. Por ejemplo, puedes leer distintos periódicos y contrastar las diferencias en el modo de contar la actualidad que tienen las distintas publicaciones.

Ejercicios prácticos

Aprender un nuevo idioma también es una de las rutinas más efectivas para tener la mente en un proceso de apertura constante. Además, puedes leer libros en versión original. Además, otro ejercicio sencillo y divertido es el de utilizar la mano distinta de la que usas habitualmente para realizar alguntas tareas cotidianas. Por ejemplo, utiliza la mano derecha para cepillarte los dientes si eres zurdo. O también, puedes ver la televisión con los ojos cerrados para escuchar únicamente el sonido. O también, puedes saltar a la pata coja como cuando eras un niño.

Hoy en día, estamos muy acostumbrados a las nuevas tecnologías y hemos perdido la costumbre de rutinas tan humanas como la de escribir a mano. Por ello, no pierdas la sana costumbre de tomar apuntes a mano o escribir un diario.

En la gente joven, estos ejercicios de gimnasia mental son muy saludables para incrementar el nivel de concentración, mejorar la atención y mejorar los resultados académicos.

Foto: iStock - mapodile

 
 
 
Temas en Gimnasia Mental
 

Redes Sociales