Definición ABC » Salud » Gerascofobia

+

Definición de Gerascofobia

Cuando alguien experimenta un temor desmedido por el proceso natural de envejecimiento, estamos ante un caso de gerascofobia o gerontofobia. Todas las fobias tienen un denominador: el miedo irracional hacia algo. Al margen de esta característica general, se trata de una conducta ilógica, desproporcionada y que se encuentra fuera del control voluntario del individuo. Algunas fobias son bastante comunes, como la aracnofobia, la claustrofobia o la acrofobia o miedo a las alturas.

Otras son muy específicas, como la tripofobia (el miedo a los patrones repetitivos de la geometría) o la coulrofobia (miedo a los payasos).

Los psicólogos consideran que el miedo a envejecer está relacionado con la sobrevaloración de la imagen y de la juventud

Es evidente que al envejecer se padecen efectos negativos: falta de agilidad física, disminución de la energía y la fuerza, pérdida de cabello, deterioro de la visión y de la audición, aparición de arrugas, etc. Todo ello va acompañado de un cambio en la apariencia física en su conjunto.

Algunas personas corrigen su apariencia física con retoques de cirugía y así logran tener un mejor aspecto. Sin embargo, hay personas que no pueden soportar la idea de hacerse mayores. Su temor a envejecer es obsesivo y por este motivo se trata de una conducta fóbica.

La gerascofobia no se limita exclusivamente a la cuestión del envejecimiento físico, ya que también está asociado a otras circunstancias relacionadas con la vejez: la soledad, el padecimiento de enfermedades o la proximidad de la muerte.

Los individuos con esta fobia evitan el contacto con las personas ancianas. Hacen todo lo posible para parecer más jóvenes y se sienten incómodos cuando se les pregunta qué edad tienen. Estas conductas comienzan a manifestarse habitualmente hacia los 30 años, el periodo en el que aparecen las primeras arrugas.

Diferencias entre hombres y mujeres

En el caso de los hombres, la geroscofobia suele aparecer durante la andropausia. En este periodo disminuyen los niveles de testosterona y se produce una transformación física (pérdida de cabello, aumento de grasa en la cintura, falta de apetito sexual y pérdida de energía).

Muchos hombres de mediana edad se sienten amenazados por la competencia laboral de los más jóvenes y comienzan a realizar una actividad física para mejorar su apariencia.

También, es bastante habitual un cambio en el vestuario o intentar seducir a mujeres más jóvenes.

En las mujeres esta fobia se manifiesta normalmente en la edad de la menopausia. Ellas se sienten inseguras con su físico y tienden a compararse con mujeres más exuberantes y atractivas. Si estas conductas se presentan de una forma exagerada y van acompañadas de una auténtica aversión por el envejecimiento ya se puede hablar de gerascofobia en sentido estricto.

Posibles tratamientos

Algunas terapias de tipo cognitivo-conductual pueden ayudar a recuperar el control de la situación. La finalidad terapéutica consiste en proporcionar herramientas psicológicas para aceptar el envejecimiento de manera natural y evitar la frustración y la ansiedad.

Las técnicas de PNL también permiten una mayor autoestima y una eliminación paulatina de la obsesión por el envejecimiento.

Fotos: Fotolia - ylivdesign / logo3in1

 
 
 
Temas en Gerascofobia
 

Redes Sociales