Definición ABC » Salud » Gasto Energético

+

Definición de Gasto Energético

Todos los seres vivos consumen una cantidad de energía para realizar sus funciones vitales. Estas funciones son muy variadas: la formación de los propios tejidos, la respiración, la digestión de los alimentos, el trabajo mecánico para el desplazamiento, etc.

El gasto energético, también conocido como gasto calórico, es la relación que existe dos factores: el aporte calórico que necesitamos para vivir y las calorías que se consumen con las distintas actividades diarias.

La medición del gasto energético debería individualizarse y adaptarse a las circunstancias personales

Para realizar las actividades cotidianas necesitamos energía, la cual proviene de los alimentos que comemos a diario. En este sentido, el concepto de gasto energético se basa en la suma de tres factores o componentes: el metabolismo basal, la actividad física que realizamos y la acción termogénica de los alimentos

El metabolismo basal es el que se encarga de mantener las funciones fisiológicas en nuestro organismo y depende de varios factores: el sexo, la edad, la tipología de cada persona, el estado de salud, factores hormonales, la predisposición genética y la etapa de crecimiento.

La actividad física provoca un desgaste de energía determinado. Descansar en el sofá lleva un gasto mínimo, aproximadamente 2,5 kilocalorías por minuto. Correr durante una hora a ritmo intenso puede consumir 1000 kilocalorías

La acción termogénica de los alimentos se refiere a la energía que el cuerpo necesita para la ingesta de alimentos. De manera aproximada esta acción representa entre el 5 y el 10 % del gasto energético total.

Una información útil para las personas que están a dieta y las que hacen una intensa actividad física

El gasto energético total (GET) se puede calcular. Una de las mediciones es la ecuación de Harris-Benedict, la cual tiene en cuenta tres factores: el peso, la altura y la edad. Así, un hombre de 30 años, de 1.78 cm de altura y de 78 kilos debería gastar unas 2500 calorías al día (1800 con el gasto del metabolismo basal, 500 calorías a través de la actividad física y 200 con la acción termogénica de los alimentos). Existen otros modelos para medir el gasto energético, como la calorimetría indirecta, la monitorización del ritmo cardíaco o la acelerometría.

Como es lógico, todo lo que gastamos depende de las calorías que obtenemos con los alimentos y lo importante es que haya una adecuada proporción entre la ingesta de alimentos y el consumo energético.

Fotos: Fotolia - onot / sababa66

 
 
 
Temas en Gasto Energético
 

Redes Sociales