Definición ABC » Salud » Folículo Piloso

+

Definición de Folículo Piloso

El folículo piloso es una estructura ubicada en la piel, tiene como función permitir el crecimiento del vello. Forman un complejo en el que cada folículo se encuentra asociado a una glándula sebácea.

Su distribución varía con el sexo

Los folículos pilosos se ubican en la piel, específicamente en su capa profunda o dermis. Su formación ocurre durante el desarrollo embrionario, en el cuarto mes del embarazo.

Tras el nacimiento el primer vello, llamado lanugo, suele caer para dar paso a un vello más grueso con distribución general. En la pubertad, la actividad hormonal lleva a que se desarrollen los folículos ubicados en la zona genital e inguinal, barba, bigote, axilas, pecho en el hombre, así como axilas y pubis en la mujer. En la edad adulta una persona llega a tener hasta cinco millones de folículos distribuidos en la piel de todo su cuerpo.

Aunque estas estructuras tienen una distribución universal, existen regiones en las que se agrupan en ubicaciones específicas para dejar las zonas vecinas libres, como lo es en algunas zonas del rostro.

En el caso de la frente, esta se encuentra libre de vello a excepción del área de las cejas en donde estos se agrupan formando unas barreras que hacer que el sudor de la frente no alcance los ojos y tienda mas bien a drenar hacia el centro o los lados.

Algo similar ocurre a nivel de los párpados. Allí los folículos se distribuyen de forma tal de permitir la presencia de vello en el borde libre de los mismos, en donde se denominan pestañas. Mientras que en la parte móvil del párpado superior e inferior no hay vello. Esto tienen también una función protectora al impedir que partículas o insectos alcancen el globo ocular.

Otra estructura en donde no hay folículos pilosos es a nivel de las mucosas. En el caso de los labios, esto evita que los vellos entren a la boca durante la ingesta de alimentos.

Estructura del folículo piloso

Cada folículo se encuentra conformado por una zona central, en donde se ubica la raíz del vello, y su prolongación por la que este emerge hacia la superficie.

Cerca del punto de emergencia del vello se ubica una glándula accesoria conocida como glándula sebácea. Esta tiene como función producir una sustancia oleosa que lubrica la piel. Cuando esta se produce en exceso la piel se torna grasosa.

A esto se agrega el músculo piloerector, se trata de un pequeño músculo que al contraerse en presencia de estímulos como el frío, hace que los vellos se eleven.

La alopecia es una condición en la que pueden afectarse los folículos pilosos

Existen algunas condiciones en la que ocurre la caída del cabello. Esto se asocia principalmente a factores como carencias de algunos nutrientes por alteraciones en la alimentación o por problemas hormonales, como es el caso de las enfermedades tiroideas y de las glándulas suprarrenales.

Algunos trastornos son capaces de dañar al folículo produciendo una pérdida de vello permanente. Un ejemplo común de esto es la quemadura producida por tratamientos como la depilación láser.

Foto Fotolia

 
 
 
Temas en Folículo Piloso
 

Redes Sociales