Salud » Fibroma Uterino

Definición de Fibroma Uterino

Los fibromas uterinos son lesiones que se desarrollan en el útero, consisten en el desarrollo de tumores benignos compuestos por musculo liso que pueden ir desde lesiones muy pequeñas hasta nódulos que llegan a pesar hasta 3 kilos.

Estos tumores se desarrollan por estimulo de las hormonas femeninas, en especial por los estrógenos, lo que hace que se desarrollen y crezcan durante la fase reproductiva de la vida, disminuyendo de tamaño con la menopausia.

Estas lesiones son muy comunes, afectan entre un 25 a un 50% de las mujeres. Se ha observado además que 4 de cada 10 mujeres con fibromas uterinos tienen problemas de fertilidad.
Los fibromas uterinos pueden ser de varios tipos

Existen varios tipos de fibromas uterinos

Estas lesiones se clasifican en tres tipos, de conformidad con su ubicación en relación con el útero.

Submucosos. Estos fibromas se desarrollan en la capa interna del útero conocida como endometrio.

Intramurales. En este caso los nódulos se ubican en el interior de la capa muscular que conforma al útero.

Subserosos. Se localizan sobre la superficie del útero por debajo de la membrana que lo recubre conocida como serosa.

Molestias que deben hacer sospechar la presencia de un fibroma uterino

Los fibromas son capaces de interferir con la normal contracción del útero que ocurre durante la menstruación con la finalidad de detener el sangrado menstrual, esto hace que ocurran una serie de síntomas que hacen que se identifiquen, estos incluyen:

-Menstruación muy abundante.
-Menstruación que dura más días de lo habitual.
-Manchas o sangrado residual una vez que finaliza la menstruación.
-Dolor menstrual.
-Dolor en la parte baja del vientre con las relaciones sexuales.
-Sangrado vaginal anormal.
-Menstruación que se repite dos o más veces en el mes.

¿Cuál es el tratamiento de los fibromas uterinos?

Estas lesiones no se tratan en todos los casos, cuando ameritan algún tipo de tratamiento este depende de varios factores como el tamaño, la presencia de hemorragia, la edad de la paciente y factores como la voluntad de tener embarazos futuros.

La presencia de fibromas uterinos puede aumentar el riesgo de desarrollar algunas complicaciones en el embarazo como el parto prematuro y anormalidades en la placenta, por tal razón en muchos casos son retirados antes de concebir cuando se lleva a cabo un correcto proceso de planificación familiar.

En el caso de lesiones muy grandes o múltiples con hemorragia abundante puede ser necesario extirpar el útero, lo que se conoce como histerectomía. Ante lesiones menores, o cuando se quiera preservar la fertilidad, pueden llevarse a cabo procedimientos menos agresivos como la cirugía laparoscópica para quitar solo el fibroma sin retirar el útero.

Más recientemente existen otras técnicas como la embolización, procedimiento en el que se interrumpe el flujo de sangre hacia el fibroma lo cual hace que este disminuya de tamaño o incluso desaparezca.

Foto: iStock - Kinwun

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Fibroma Uterino
 

Redes Sociales