Salud » Febrícula

Qué es Febrícula

La temperatura corporal saludable y normal de los seres humanos es aproximadamente de 36 grados. Cuando hay un incremento de la temperatura se produce un síntoma, que es conocido como fiebre. Si la fiebre alcanza los 38 grados se conoce como febrícula y a partir de este indicador se considera que existe fiebre en sentido estricto.

Los niveles de temperatura están regulados por el hipotálamo, un "termostato" situado entre los dos hemisferios cerebrales y que se encarga de mantener los procesos vitales en equilibrio.

La fiebre es una defensa del organismo

Cuando se tiene fiebre esto quiere decir que el organismo reacciona adecuadamente, pues se trata de un mecanismo de defensa. Si el organismo no reaccionara con unos grados de temperatura ante una infección o una inflamación esto significaría que un individuo está inmunodeprimido, lo cual implicaría que el cuerpo no da señales de aviso sobre el proceso infeccioso o la inflamación.

Sintomatología y pautas a seguir

Los síntomas de la febrícula o de la fiebre son muy conocidos: sensación de escalofrío, dolor muscular y articular y dolor de cabeza. Estas reacciones físicas son más preocupantes si la temperatura corporal supera los 38 grados.

Como es lógico, la fiebre debe tratarse médicamente, ya que si supera los 42 grados puede tener consecuencias muy negativas (por ejemplo, deshidratación e incluso daño cerebral). Como pauta general, los médicos recomiendan beber abundante líquido para evitar una posible deshidratación, reposar, llevar prendas transpirables, colocar toallas frías en el cuerpo y tomar la medicación indicada por el médico. Otras alternativas o remedios caseros pueden ser útiles, pero es preferible seguir las pautas de la medicina convencional.

La fiebre en los niños

Cuando la fiebre afecta a los niños esta circunstancia provoca una lógica preocupación en los padres y una inminente visita al pediatra. En la mayoría de casos la fiebre infantil se debe a dos posibles causas: una deshidratación o un proceso infeccioso.

Si se trata de febrícula no es necesario que se acuda a un médico de urgencias. Los médicos recomiendan acudir a los servicios de salud cuando la temperatura alcanza los 38 grados, un indicador que normalmente está asociado con una serie de síntomas más preocupantes (dificultades respiratorias, vómito, mareo o incluso convulsiones).

Fotos: Fotolia - Olesia Bilkei / Lorelyn Medina

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Febrícula
 

Redes Sociales