Salud » Fascia

Definición de Fascia

Una fascia es una estructura formada por fibras de colágeno y elastina, con forma de membrana, que se distribuye rodeando a otros elementos, principalmente los músculos.

Las fascias están ubicadas prácticamente en todo el organismo. Su función de envoltorio permite aislar algunas estructuras, en el caso de los músculos este aislamiento permite que haya una mayor capacidad de deslizamiento de un músculo sobre otro durante los movimientos.

Existen varios tipos de fascia

Bajo la piel se encuentra la fascia subcutánea, ella separa a esta estructura del tejido subcutáneo que se encuentra más profundamente antes de alcanzar los planos musculares. En esta fascia suelen ubicarse vasos sanguíneos y algunas terminaciones nerviosas.

A continuación puede encontrase la fascia muscular, esta recubre a los músculos e incluso puede también revestir y aislar grupos musculares. La fascia muscular sigue el trayecto de las fibras musculares y muchas veces termina insertándose en los huesos. Este tipo de fascia contribuye a originar una especie de tabique que divide algunas regiones en compartimientos. Por ejemplo, a nivel del brazo, tenemos los compartimientos anteriores y posteriores muy bien diferenciados ya que los músculos que integran cada uno de ellos tienen funciones antagónicas, es decir, contrarias.

La fascia visceral se distribuye rodeando a los órganos internos. En el caso específico del corazón, esta fascia es muy importante ya que permite el desplazamiento del músculo cardíaco con cada latido. Otro tipo de fascia es la fascia vascular que se distribuye envolviendo y recubriendo los vasos sanguíneos.

¿Para qué sirven las fascias?

Las fascias cumplen importantes funciones, principalmente de tipo biomecánico, al permitir separar estructuras y protegerlas. Las fascias también son responsables de delimitar y contribuir a dar forma a los músculos, al tiempo que los mantiene en su posición ideal.

Gracias a las fascias pueden ocurrir fenómenos como la suspensión de los órganos, especialmente estructuras como el hígado que no tienen un soporte sólido por debajo y quedan suspendidos en el abdomen adheridos a la pared posterior del mismo.

Las fascias también permiten que haya nutrición de los tejidos al facilitar que se forme un canal por el cual corren los vasos sanguíneos. Existe también una función de comunicación entre diversos puntos del organismo, ya que a través de las fascias transcurren terminaciones nerviosas que llevan impulsos nerviosos que permiten regular importantes funciones, como el tono muscular necesario para mantener una buena postura y lograr una mayor coordinación de los movimientos.

Principales afecciones que involucran a las fascias

Las fascias pueden verse afectadas por los trastornos que originan cambios en el tejido conjuntivo como es el caso de las enfermedades autoinmunes, artritis reumatoidea y lupus, entre otras.

Igualmente procesos de cicatrización como las heridas y los queloides pueden generar adherencias o engrosamientos de la fascias, esto puede ocasionar dolor o limitación para los movimientos de los grupos musculares que se encuentran rodeados por esta membrana. Las fascias pueden romperse ante traumatismos y movimientos bruscos, igualmente pueden desgarrarse o inflamarse al estar sometidas a sobrecarga mecánica.

Masaje miofascial

Existe una técnica de fisioterapia llamada masaje miofascial o liberación miofascial que actúa directamente sobre las fascias.

Se trata de un tratamiento en el cual se considera al sistema facial como una unidad funcional del organismo, esta terapia explica síntomas distantes a puntos de lesiones. Busca a través de los masajes y los estiramientos liberar áreas restringidas del organismo y mejorar cambios como las limitaciones para la movilidad.

La fascia más ampliamente conocida es la que se ubica a nivel del pie, esto es debido a que su inflamación produce una condición muy dolorosa llamada fascitis plantar. Se trata de un dolor muy intenso que se ubica en la planta del pie, por lo general se agrava tras el reposo y alivia con los movimientos. Muchas veces la fascitis plantar se asocia con una condición llamada espolón calcáneo.

Fotos: Fotolia. Nerthuz / XtravaganT

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Fascia
 

Redes Sociales