Salud » Estrabismo

Definición de Estrabismo

Cuando los dos ojos no se alinean en la misma dirección se produce un trastorno conocido como estrabismo. En el lenguaje popular se le conoce como ojos bizcos.

¿En qué consiste?

El ojo humano tiene una dirección u otra a partir de unos músculos que funcionan coordinadamente. De esta manera, si alguien mira un objeto sus dos ojos realizan esta operación de forma conjunta. Sin embargo, en las personas que padecen estrabismo los músculos no funcionan coordinadamente sino que uno ojo mira hacia un objeto y el otro mira en una dirección diferente. En este sentido, esta patología supone una pérdida del paralelismo ocular. Esto provoca que se envíen dos imágenes diferentes al cerebro. De esta manera, el cerebro reacciona ignorando la imagen que proviene del ojo más débil.

Hay tres tipos de estrabismo: convergentes, divergentes y verticales. En el primer caso, la mirada se desvía hacia dentro, en el segundo hacia fuera y en el tercer hay una desviación de arriba-abajo.

La importancia del alineamiento ocular

Que los ojos estén correctamente alineados no es solamente importante por motivos estéticos, sino que su correcto paralelismo mejora el campo visual en su conjunto y esto afecta a las tareas de la vida cotidiana.

Este problema ocular suele aparecer en la infancia

Esta patología puede afectar tanto a los niños como a los adultos, pero es más habitual que se produzca en los primeros años de vida. Con respecto a la infancia, hay que tener en cuenta que hasta los 6 u 8 meses no se fija la mirada definitivamente, por lo que es normal un grado de estrabismo en los primeros meses de vida. No es obstante, si la desviación es de tipo divergente es conveniente consultar al pediatra aunque el niño tenga menos de 6 meses.

El estrabismo en los niños se produce normalmente por un problema de hipermetropía. Esta situación produce un mayor esfuerzo en el ojo y esto desemboca en una desviación del mismo. Si el estrabismo no se debe a una hipermetropía, se suele recurrir a una intervención quirúrgica para su corrección.

El estrabismo infantil puede ser de dos tipos: el acomodativo y el no acomodativo. El primero se produce cuando al utilizar gafas el niño deja de desviar el ojo (estos casos normalmente no se corrigen a través de cirugía). En el no acomodativo la desviación se produce tanto con gafas como sin gafas (esta modalidad sí es operable).

Fotos: Fotolia - Suthisak / Piotr Marcinski

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/estrabismo.php
 
Temas en Estrabismo
 

Redes Sociales