Definición ABC » Salud » Esqueleto

+

Definición de Esqueleto

Los seres humanos estamos muy acostumbrados a vernos por fuera. Es decir, cuando nos miramos al espejo, podemos contemplar nuestra sonrisa, nuestros rasgos faciales y corporales, apreciar el color de nuestros ojos, nuestro tono de cabello o cualquier detalle estético.

Sin embargo, los seres humanos también tenemos una estructura compleja a nivel interno, una estructura que precisamente es un soporte necesario para este bien externo: el esqueleto. El esqueleto está compuesto por huesos que tienen distintas funciones de protección y locomoción.

Funciones del esqueleto

Este conjunto de huesos es clave para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular. Del mismo modo, el correcto funcionamiento de las articulaciones es vital para el mantenimiento del aparato locomotor.

El esqueleto ejerce en nosotros una función de sostenimiento, es decir, podemos realizar los movimientos cotidianos del día a día gracias a una adecuada función de nuestro organismo. A lo largo del día, realizamos cambios importantes en nuestra postura mediante un cambio de posición.

El esqueleto también protege órganos que son vitales para nuestro bienestar. Por ejemplo, las costillas protegen los pulmones. Por esta razón, ante una posible caída o un accidente, el esqueleto también tiene esta saludable función de prevención.

El esqueleto también facilita la función del movimiento corporal. En tu día a día, eres capaz de moverte a distinto ritmo.

Como parte del cuerpo humano, el esqueleto también es vulnerable del padecimiento de determinadas enfermedades, una de las más conocidas es la osteoporosis. El envejecimiento también afecta a la salud de los huesos, esta es una de las razones por las que los expertos aconsejan mantener una dieta saludable, con unos buenos niveles de calcio, y ejercicio físico para cuidar el bienestar.

Especialidades de salud

Algunas especialidades médicas están directamente relacionadas con el tratamiento de enfermedades directamente vinculadas con los huesos: la traumatología y la ortopedia son dos de las más importantes. También la reumatología.

El esqueleto del ser humano sufre un proceso de evolución desde el nacimiento puesto que durante la infancia y adolescencia, el ser humano está en un proceso de crecimiento. En la etapa adulta, puede venir una fase de deterioro.

Conviene puntualizar que existen distintos tipos de esqueletos puesto que los animales vertebrados también lo tienen.

Fotos: Fotolia - Narin Sapaisarn / Kiko Jimenez

 
 
 
Temas en Esqueleto
 

Redes Sociales