Definición ABC » Salud » Enuresis

+

Definición de Enuresis

La enuresis es un trastorno caracterizado por la pérdida involuntaria de orina en cualquier momento del día, aunque por lo general suele pensarse que ocurre solo durante el sueño.

Constituye un problema que afecta a niños durante la infancia pudiendo extenderse hasta la adolescencia, es más común en los niños varones que en las niñas.

¿Cuándo debe alcanzarse el control del esfínter de la vejiga?

El acto de orinar obedece a una serie de mecanismos que integral al aparato urinario y al sistema nervioso. Cuando la vejiga se llena de orina se produce la distensión de sus paredes lo que hace que aparezcan las ganas de orinar.

En los bebes y niños pequeños, esta distensión va seguida de forma automática por un reflejo que hace que se relaje el esfínter que mantiene cerrado el paso entre la vejiga y la uretra, lo que lleva a la micción.

En la medida en que el sistema nervioso de los niños va madurando, es posible que estos logren controlar voluntariamente el esfínter, lo que se manifiesta con la capacidad de aguantar las ganas de orinar cuando tienen el deseo de hacerlo. Este proceso inicia a los dos años y ya para los cuatro años los niños deberían controlar tanto el esfínter de la vejiga como el esfínter anal. Por tal razón se habla de enuresis a partir de los cinco años de edad.

La enuresis es un trastorno que puede tener muchas causas

La micción involuntaria que caracteriza a la enuresis puede tener una gran cantidad de causas. Desde factores genéticos, que han puesto en evidencia que los padres que sufrieron este trastorno en su infancia tienen un mayor riesgo de tener niños enuréticos, hasta condiciones como el retardo en el desarrollo psicomotor en niños afectados por lesiones del sistema nervioso.

La enuresis también puede ocurrir como consecuencia de trastornos de la vejiga, que disminuyen su capacidad de retener orina, o bien que afectan la sensación de ganas de orinar. Estos se relacionan con la presencia de algunos tipos de malformaciones o incluso de infecciones urinarias.

Otra causa de enuresis la constituye el uso de algunos tipos de medicamentos, en especial la medicación para tratar las convulsiones y algunos medicamentos para el asma.

La tensión emocional puede causas enuresis

Muchos niños que ya lograban controlar sus esfínteres, pueden tener un retroceso y comenzar a orinar involuntariamente.

En este caso se habla de enuresis secundaria, fenómeno que muchas veces se asocia con situaciones que producen una gran tensión emocional al niño.

La enuresis secundaria puede presentarse ante la separación o el divorcio de los padres, el nacimiento de un nuevo hermanito, mudanza, cambio de colegio, abandono de alguno de los padres, abuso sexual del niño o incluso en el curso de tratamientos médicos o tras una cirugía.

En la mayoría de los casos la enuresis desaparece espontáneamente

Aunque genera una gran perturbación en los padres, la enuresis es en la mayoría de los casos, un trastorno que desaparece por completo de forma espontánea.

Muchas veces las intervenciones que buscan cambiar la conducta y estimular la capacidad de retener la orina son muy efectivas. Estas pueden complementarse con adoptar hábitos como disminuir la ingesta de líquidos por la noche, así como acostumbrar al niño a orinar antes de ir a dormir.

En algunos casos es necesario que los niños usen algunos medicamentos que les ayudan a aumentar la capacidad de la vejiga para contener orina.

Fotos: Fotolia - antimartina / zetwe

 
 
 
Temas en Enuresis
 

Redes Sociales