Definición ABC » Salud » Ensoñación Excesiva

+

Definición de Ensoñación Excesiva

Todos los seres humanos soñamos despiertos en algunas ocasiones. Imaginamos situaciones placenteras y mentalmente creamos episodios estimulantes. Si bien este tipo de fantasías no representan ningún problema, cuando se producen de manera exagerada se convierten en un trastorno psicológico con consecuencias negativas. La inclinación desmesurada por las fantasías recibe una denominación: ensoñación excesiva o inadaptada.

En 2002 el psicólogo israelí Eli Somer fue el primero en describir este tipo de conducta

El término ensoñación excesiva proviene del inglés, concretamente de "Maladaptive Daydreaming". Las personas que padecen este síndrome pasan gran parte de su tiempo elaborando fantasías que no tienen conexión con su vida cotidiana. Sus ensoñaciones se convierten en su principal actividad diaria.

Cuando momentáneamente dejan de fantasear, esto les produce un gran desasosiego y malestar. En este sentido, los neuropsicólogos consideran que la reacción de estas personas en los momentos que no fantasean es similar al comportamiento adictivo. De hecho, la adicción a las fantasías genera conductas compulsivas y estados de ansiedad.

El individuo puede llegar a establecer lazos afectivos con los personajes creados por sus ensoñaciones. Podríamos decir que vive en dos mundos: su auténtica realidad y una realidad paralela creada por su imaginación. Hay que indicar que la ensoñación excesiva no debe confundirse con la esquizofrenia o con el trastorno bipolar.

La desconexión de la realidad de estas personas tiene efectos negativos en el ámbito laboral, afectivo y social. Su mundo de ensoñaciones sustituye a la realidad y provoca reacciones diversas: llanto, emoción, confusión e incluso discusiones con los personajes inventados. Como es lógico, esta conducta dificulta el control de la vida personal y constituye una inadaptación a la realidad.

El trastorno de ensoñación excesiva puede tener causas subyacentes

Al tratarse de una patología relativamente reciente, no hay estudios concluyentes y la literatura médica no es muy abundante. Sin embargo, se cree que puede tener relación con una infancia traumática, con el acoso escolar o con las personas extremadamente sensibles.

Por otra parte, se han establecido posibles relaciones con los pacientes con TDAH y es bastante probable que las fantasías desproporcionadas se encuentren asociadas a algún conflicto de tipo inconsciente.

Para establecer un diagnóstico preciso los psicólogos utilizan una herramienta de medición: la escala de ensoñación excesiva.

Por último, las personas con este trastorno deben ser tratadas por un terapeuta especializado.

Fotos: Fotolia - retrostar / kentoh

 
 
 
Temas en Ensoñación Excesiva
 

Redes Sociales